Header deuda publica

Informe OBS: La Deuda Pública en España 2022

Informes |

Cada español debería pagar 27.000€ para liquidar la deuda pública

Portada deuda publica

 

  • En los últimos veinte años la deuda pública en España se ha multiplicado por cuatro.
  • Si el Estado repartiera a partes iguales toda la deuda entre los españoles, actualmente tendríamos que abonar algo más de 27.000 euros cada uno para pagarla.
  • El aumento sustancial de la deuda tanto pública como privada es ya una tendencia global.

OBS Business School publica el informe La Deuda Pública en España; el gran “hot potato”, elaborado por Jesús Reglero, Director del Máster en Dirección Financiera y profesor de la Escuela y socio de RS Corporate Finance.

En él se analiza cuál es la situación de España, la evolución de la deuda pública en los últimos treinta años y se emite una opinión crítica y constructiva sobre la materia.

Al cierre de 2021, la deuda pública española total se situaba en 1.427.235 millones de euros, prácticamente el doble de lo que representaba hace solo una década aun en plena crisis económica mundial. En los últimos veinte años se ha multiplicado por más de cuatro. Ello quiere decir que, si el Estado repartiera a partes iguales toda la deuda entre los españoles, actualmente tendríamos que abonar algo más de 27.000 euros cada uno para pagarla.

Entre los años 1997 y 2007 la deuda pública española fue descendiendo hasta alcanzar un porcentaje del 35,80% del PIB, el nivel más bajo desde 1990. Desde entonces, no ha parado de subir año tras año y, aunque entre 2014 y 2019 se logró reducir del 105,10% al 98,30%, la irrupción de la pandemia la disparó hasta llegar en 2021 al 118,40% del PIB. En lo que llevamos de 2022 ha aumentado un 6,05%, que supone 81.452 millones de euros. Ello es debido a los menores ingresos y mayores gastos derivados de la crisis de la pandemia y más recientemente de la guerra en Ucrania. El aumento sustancial de la deuda tanto pública como privada es ya una tendencia global. El profesor Reglero afirma en el informe que “la evolución de la deuda pública en España solamente tiene un calificativo: inaceptable”. Según él, “no valen excusas sobre las crisis económicas, financieras, sanitarias o bélicas que se quieran poner para tratar de buscar una justificación”.

Deuda central

La deuda de nuestra administración central se sitúa actualmente en el 106,2% del PIB, una parte muy sustancial del total. La de las comunidades autónomas es del 25,9% del PIB, y prácticamente dos de cada tres euros de deuda se concentran en las cuatro comunidades más densamente pobladas al cierre de 2021: Cataluña debe 83.722 millones de euros (35,7% de su PIB), la Comunidad Valenciana 53.049 millones de euros (46,0% de su PIB), Andalucía 35.865 millones y la Comunidad de Madrid 34.831 millones. En relación con su PIB, cabe destacar que la Región de Murcia posee una deuda que supone el 34,9% de su PIB y Castilla-La Mancha el 34,2%. Por su parte, el saldo de deuda de la Seguridad Social se sitúa en un 8,10% del PIB debido a los préstamos concedidos por el Estado para financiar una parte significativa de su desequilibrio presupuestario causado por el COVID. El informe indica que, así como la administración central y la seguridad social cada vez están más endeudadas, las Comunidades Autónomas se mantienen a los mismos niveles, y la deuda de los ayuntamientos apenas ha repuntado.

La vida media de la deuda pública asciende en España a 8 años, gran parte de la cual se liquidará a través de nueva financiación, que actualizará el tipo de interés. Los tipos medios de la deuda a julio de 2022 son de un 1,6%. Este tipo medio aumentará en los próximos meses puesto que la inflación existente en la zona euro está llevando al Banco Central Europeo a elevar los tipos de interés sustancialmente. Esto ya se ve reflejado en el Euribor que ha subido hasta tasas no vistas en los últimos años.

Pero, además, los tenedores de la deuda española son mayoritariamente extranjeros. Hasta el 46,99% de los intereses que pagamos sale de nuestro país mientras que solo un 23,16% va al Banco de España y un 16.18% a entidades de crédito de aquí, lo que tendrá como consecuencia un mayor empobrecimiento, según afirma el profesor Reglero.

Endeudamiento

Por su parte, el endeudamiento de la seguridad social se encuentra en máximos históricos debido a los préstamos concedidos por el Estado a la Tesorería General del organismo para financiar su desequilibrio presupuestario, acentuado como consecuencia de la crisis del Covid-19. Jesús Reglero, prevé que no habrá mejoras en el horizonte debido a varios indicadores que no ayudan en la recuperación de la economía, como la inflación o los precios del gas. Por ello, la inversión pública continuará siendo una necesidad y hasta una urgencia para llegar a la ansiada recuperación. 

La prima de riesgo, es decir, la diferencia entre la rentabilidad del bono español a 10 años y el bono alemán a 10 años (bund) se situaba a finales de julio de 2022 en los 117 puntos, acercándose a números alcanzados en marzo de 2020 durante el principio de la pandemia. Este ascenso se ha producido como consecuencia del alza que registra el bono español a diez años (el de referencia), cuya rentabilidad ha alcanzado nuevos máximos desde hace ocho años. El anuncio del Banco Central Europeo (BCE) del fin de su programa de compra de deuda pública y privada ha sido decisivo.

El profesor Reglero concluye: “No existe justificación para la deuda actual, ni siquiera que los fondos van a ser destinados a proyectos más sostenibles y que tengan mayor aceptación por parte de la población del país; estamos hipotecando nuestro futuro y, aunque no veamos ahora las consecuencias, tarde o temprano llegarán”.

Contenido elaborado por:
Carmen García-Trevijano
Gabinete de Prensa de OBS Business School

DESCARGAR INFORME