OBS Business School es la 1ª escuela de negocios 100% online reconocida por QS Stars, con la máxima distinción en la categoría Online Learning

Informe OBS: La huella ecológica en España se ha reducido cerca del 27% desde 2008

Informes |

  • Las mejoras en procesos productivos y la eficiencia de uso energético han sido claves para la reducción de dióxido de carbono

  • Todos los países europeos presentan niveles de contaminación per cápita inferiores a la media

  • El continente asiático es el mayor contribuyente al cambio climático, especialmente China


El cambio climático es reconocido como uno de los principales problemas que enfrenta a la humanidad en el futuro próximo y como ya es más que sabido, los principales agentes contaminantes proceden de la actividad humana: combustión de combustibles fósiles, deforestación, erosión del suelo y la ganadería, entre otros.


Naciones Unidas en 1997 decidió tomar acciones para prevenir daños futuros, por lo que se reunieron las principales economías del mundo y juntaron esfuerzos para llegar a un acuerdo que impidiera el impacto ambiental, a este se le denominó: Protocolo de Kioto. Las economías emergentes como China e India estaban exentas de establecer objetivos numéricos y prometieron hacer todo lo posible para reducir las emisiones.  A pesar de los esfuerzos de los países que sí firmaron el Protocolo de Kioto, el hecho de que el gobierno chino no participase activamente en proteger el medio ambiente, ha hecho que todo resultase en vano, ya que el continente asiático es el mayor contribuyente al cambio climático. Especialmente China que contribuye con cerca del 50% de emisiones de dióxido de carbono de la muestra.


Cuando la etapa del Protocolo de Kyoto llegó a su fin en 2012, extendieron el período hasta 2020, pero llevamos años de fracaso en alcanzar un consenso internacional sobre un plan de acción para reemplazar el pacto de Kioto. El cambio climático es considerado el problema ambiental más polémico del mundo. El hecho de que trascienda las fronteras internacionales lo ha convertido en un problema político global, por lo que las medidas para combatirlo requieren la acción colectiva de los interesados internacionales.


En cuanto a las tendencias y niveles de emisiones por regiones, a pesar de las reiteradas amenazas de no tomar conciencia medio ambiental y de retirarse del Acuerdo de Kioto en 2001, Estados Unidos ha tomado algunas medidas para reducir su impacto ambiental. Aun así, Estados Unidos contamina casi 4 veces más per cápita que México y el doble que Canadá, y esto no es sostenible a largo plazo.


En cambio, en Europa, se han reducido notablemente los niveles de contaminación con respecto al año 1991, mostrando un claro compromiso con la protección del medio ambiente. Las mejoras en procesos productivos, en eficiencia de uso energético y en conciencia medioambiental han sido claves en este nuevo proceso.


El crecimiento demográfico en el continente asiático, la poca conciencia ambiental y el atraso institucional han sido catalizadores del crecimiento exponencial de la contaminación global. Actualmente China produce cerca del 40% del total de emisiones, entre Japón, India, Indonesia y Singapur no representan más del 16% del total. Lo cual es una noticia bastante grave para el medio ambiente.


Por último, en Sudamérica, el aumento de las emisiones de dióxido de carbono ha sido notable en los países de Sudamérica, especialmente en Perú, Chile y Brasil. Aun así, su cuota dentro del panorama mundial se mantiene baja y estable. El mayor contribuidor es Brasil, el cual genera cerca del 2% de las emisiones mundiales, seguido por Venezuela y Argentina, con pesos inferiores a 1%.


A modo de conclusión, China, India y Estados Unidos desempeñan un papel clave para lograr el camino hacia una transición energética global, ya que aportan más del 70% de las emisiones globales de dióxido de carbono. ¿La clave? Incentivar las energías renovables, modernizar procesos productivos, implementar tecnologías poco contaminantes, encarecer el uso de polímeros y derivados del petróleo contaminantes y desincentivar la producción de bienes con alto índice agregado de contaminación.