Foto predeterminada blog

BYOD: En 2014 la vida será Mobile

Blog |

99

“Para mediados de 2014, el 83 por ciento de las organizaciones habrá implementado estilos de trabajo móviles. Bajo la modalidad BYOD (Bring Your Own Device-trae tu propio dispositivo)  y el  Workshifting (trabaja desde cualquier lugar)  las grandes empresas del mundo apuntan a flexibilizar las condiciones laborales para atraer y retener talentos, beneficiándose, al mismo tiempo, con una importante reducción de costos.

Las personas, provistas de sus propios dispositivos móviles (BYOD), trabajarán desde su oficina, su hogar, el aeropuerto o la cafetería (modalidad de trabajo conocida como workshifting)  según se afirma en esta nota  que resume los hallazgos del estudio realizado por CITRIX a 1900 profesionales de alto nivel de IT, en 19 países, pertenecientes a organizaciones con más de 1.000 empleados, en su mayoría.

Podríamos decir que esta es sólo una tendencia de un sector de actividad (IT) que, por sus funciones y tareas, hace tiempo que ha flexibilizado horarios y lugar de trabajo. Sin embargo, el estudio realizado por Fortinet  a la Primera Generación de Trabajadores BYOD (3.872 Graduados entre 20 y 29 años en 15 países) nos muestra que se trata principalmente de un tema generacional y que afecta a cualquier tipo de actividad.

Esta generación de jóvenes profesionales se incorporó al mundo laboral provisto ya de sus propios dispositivos móviles. Y lejos de considerar que es un privilegio poder usarlos en la oficina, el 55% considera que es “un derecho”.

De hecho, el 75% usa sus propios dispositivos para el trabajo con regularidad. Pero cuando se les pregunta por qué necesitan sus dispositivos en la oficina, la mayoría responde que necesita acceder a sus aplicaciones: un 35% reconoce que no puede vivir un solo día sin acceder a sus Redes Sociales y un 47% necesita usar su servicio de SMS.

Esta modalidad, por una parte,  está exigiendo a los responsables de IT el desarrollo acelerado de estrategias de seguridad para proteger la información corporativa. Pero para estos jóvenes profesionales -que ocuparán cargos de responsabilidad en los próximos años- el mayor motivo de preocupación es “la pérdida de tiempo”.

Y esta preocupación se presenta cuando el tiempo es medido de 9 a 18, en lugar de medirse por “horas trabajadas” a lo largo del día. Porque lo que pone sobre el tapete la mirada de estos jóvenes, es que ya no quieren hacer esa división entre trabajo y vida personal como hemos vivido hasta ahora en la sociedad industrial.

Estar “conectados” es el nuevo paradigma de esta sociedad del conocimiento y la información. Es, para los más jóvenes, su forma de estar en el mundo. Y esto no implica, en mi opinión, falta de compromiso o irresponsabilidad frente al trabajo o el estudio. Muy por el contrario, estar permanentemente en contacto vía las redes sociales y el sms, les resulta vital para poder desarrollar todas sus actividades a lo largo del día.

Por esto, creo que tanto la iniciativa BYOD como el Workshifting responden a una necesidad concreta de la joven fuerza laboral, motivo por el cual, están en la mira de las empresas más grandes del mundo y es una modalidad ya adoptada por muchas PyMes. Atraer y retener talentos se volverá complicado para quienes no implementen políticas de trabajo flexible, toda vez que la función a desempeñar lo permita.

Lo que surge como primera pregunta es si el desarrollo de infraestructura a nivel mundial podrá acelerar el ritmo para posibilitar que, algunos trabajadores, realicen sus tareas en cualquier momento y lugar. Porque “la vida móvil” es una “vida online” y pide a gritos banda ancha y conexión wi-fi, donde sea, y 24/365.

Y el segundo interrogante que me asalta, es si todos los prestadores de productos y/o servicios, incluidas las administraciones públicas, tendrán finalmente sus webs responsivas y habilitadas para que, todas las funciones, estén disponibles desde un móvil.  Si la vida va a ser móvil, necesitamos Banca, Salud, Educación, Turismo y Administración Pública (al menos) 100% Mobile.

Por último, esta generación conectada full day, que no puede vivir si no accede a sus Redes Sociales, demanda atención al público en estas plataformas: para inscribirse en una maestría, pedir turno con el médico, o consultar por un trámite bancario. La apertura de mostradores en los Social Media no puede seguir esperando.

Tema de otro post será la capacitación y formación, no sólo en TIC’s, sino en atención y comunicación digital para el 100% de empleados y colaboradores de cualquier tipo de organización.

La vida online y móvil llegó para quedarse, igual que las redes sociales que, ante tanta virtualidad en tránsito, nos ofrecen un espacio de socialización, acompañamiento y contención.