Foto artículo del blog de OBS

Características y ventajas del mantenimiento predictivo

Blog |

No hay nada más importante en la informática que tener la oportunidad de anticiparnos a la aparición de problemas sea del tipo que sea. Esto puede evitar grandes catástrofes y significar que una inversión mínima de tiempo no se convierta en horas de trabajo para un equipo de especialistas. Es por ello que el mantenimiento predictivo tiene tanta relevancia y por lo que la ha tenido desde que comenzara a aplicarse en el pasado. Bajo esta definición nos encontramos con el grupo de acciones que llevamos a cabo con la intención de detectar de forma anticipada fallos o problemas de rendimiento en equipos y sistemas. La intención es detectar los problemas por adelantado y que, como decíamos, un pequeño problema no se acabe convirtiendo en uno enorme.


Utilizando este tipo de mantenimiento lo que hacemos es estar organizando las intervenciones para que se lleven a cabo en momentos en los que afecte al rendimiento corporativo de forma mínima. Así, una revisión se ajustará para un periodo en el cual la actividad de la maquinaria no se encuentre en un momento crítico y se realizará de forma sistemática con la intención de evitar cualquier posible tipo de sorpresa.


 


¿Cómo aplicarlo?


En cualquier tipo de empresa o negocio se puede aplicar el mantenimiento predictivo y cada vez se requiere a más profesionales que sean capaces de llevarlo a cabo. ¿Pero cuál es el proceso en el cual se basa? Inicialmente es importante llevar a cabo una definición de las metas que se quieren alcanzar con este tipo de mantenimiento, calculando en este aspecto la forma en la que impactará de una manera positiva al negocio. A continuación habrá que implementar lo que se conoce como análisis de criticidad, que viene a ser la elección de los elementos críticos necesarios para cumplir con las características del mantenimiento preventivo.


Una vez llegados a este punto es necesario llevar a cabo varios trabajos de análisis, como el AMEF, conociendo mejor la estructura sobre la cual trabajamos. Determinaremos los elementos del sistema que se tendrán que vigilar y en base a toda esta información seremos capaces de elegir un método apropiado para que se implemente el mantenimiento predictivo de forma sólida. Este será uno de los pasos más importantes, dado que toda la información previa debe ser analizada y valorada de forma adecuada. A posteriori determinaremos quiénes serán los responsables de supervisar esta función en la empresa y se ajustará el presupuesto necesario para ello. Es importante que dentro de las organizaciones el equipo técnico tenga conocimiento de este tipo de mantenimiento y que conozca las distintas técnicas existentes o aplicables en cada uno de los casos.


 


Ventajas


Si el mantenimiento de tipo predictivo se ha instaurado con tanta solidez en el sector empresarial podéis imaginar que ha sido por un buen motivo: funciona muy bien, ahorra gastos y garantiza la efectividad al máximo. Numerosas fábricas han evitado la parada completa de las máquinas gracias a que se ha realizado una buena tarea predictiva que ha detectado errores que ocurrirían de una manera inevitable. Una de las ventajas principales es que los fallos son detectados con suficiente tiempo de margen como para que sea posible elaborar un plan de respuesta y que se ajusten las soluciones paso a paso y con buen resultado. Los expertos pueden determinar cuál es el tipo de solución necesaria, el mantenimiento que va a requerir el problema y las condiciones para que el impacto sea mínimo. Las empresas lo agradecen porque notan una gran normalidad dentro de los problemas con los que se podrían haber encontrado en caso contrario.


A diferencia de otros tipos de mantenimiento que también se utilizan mucho en todo tipo de sectores, el predictivo proporciona la ventaja de poder realizarse sin que exista una parada en los servicios. La maquinaria puede estar funcionando y ni siquiera debe bajar el ritmo para que este mantenimiento se lleve a cabo. No es algo frecuente y ayuda a que la experiencia sea más productiva para las empresas. Por otro lado, no olvidemos que cualquier tipo de mantenimiento que actúe de una manera anticipada será más recomendable que aquellos que se enfocan en dar soluciones rápidas a la apariciones de problemas que ya han afectado al día a día en el negocio.