proyecto escolar

Cómo diseñar proyectos educativos innovadores

Blog |

Digitalizar, transformar, experimentar, jugar... Los proyectos educativos innovadores buscan marcar la diferencia en el aprendizaje de los alumnos mediante la incorporación de técnicas que fomentan la participación, potencian la creatividad e impulsan la motivación dentro y fuera del aula.

Ebook GRATIS: Proyectos sociales

¿Qué es un proyecto escolar y cuáles son sus partes?

Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de proyectos educativos o escolares? Básicamente se trata del PEC, el Proyecto Educativo de Centro, el que recoge los objetivos, las directrices, las prioridades y la estructura, así como los valores y la identidad.

Se trata de un documento pedagógico en el que expresar los objetivos y las formas de lograrlos. Por eso cada institución desarrolla el suyo explicando las características generales.

¿Qué se debe considerar en el momento de desarrollar un proyecto escolar? Veamos las claves ahora y, en breve, también hablaremos de las partes que lo componen dependiendo de la metodología escogida para la elaboración:

  • Temporalidad: tiene carácter temporal y ha de ser revisado de forma periódica para adaptarlo a las nuevas realidades.
  • Participativo: ha de implicar a toda la comunidad educativa, desde docentes a padres y alumnos.
  • Legal: o sea, ha de cumplir la normativa establecida siguiendo la legislación vigente.
  • Objetivos: define la institución y sus objetivos en un entorno de mejora continua.
  • Brevedad: el proyecto especifica aspectos clave de forma breve y concisa. El desarrollo de dichos aspectos se encuentra en el Reglamento de Organización y Funcionamiento o en el Proyecto Curricular.
  • Integrador: finalmente, ha de garantizar la integración de toda la comunidad educativa en un entorno de convivencia y respeto.  

La importancia de diseñar un proyecto educativo

Diseñar un proyecto educativo es clave para el desarrollo de los individuos que formarán parte de dicho proceso. De esta forma, las instituciones escolares pueden cumplir su misión basando sus acciones en la calidad, en la mejora y en el seguimiento sistemático.

Este documento de carácter pedagógico elaborado por la comunidad educativa define la identidad del centro, marca los objetivos y activa el funcionamiento de la institución formativa.

A su vez, el proyecto se convierte en documento transformador como requisito de supervisión, pero no tanto como instrumento para describir actividades. Aunque esta última parte se considera un error, ya que puede originar ineficiencia pedagógica y organizativa.

Así pues, confirmamos que la importancia del proyecto educativo radica en su funcionamiento como patrón común de las actuaciones que han sido diseñadas por el equipo formativo en sintonía con el centro y su contexto, asegurando la coherencia de los elementos de la planificación, estableciendo orientaciones concretas para los diferentes ámbitos, incluyendo propuestas de organización y orientación, formando y evaluando al profesorado, adoptando referentes administrativos y, en definitiva, diseñando la identidad del centro desde un punto de vista de gestión dinámica e inclusiva.

A su vez, pensaremos en cuatro finalidades fundamentales para optimizar todo proyecto educativo:

  • Adaptación de los programas a las características socioculturales del entorno.
  • Facilitación de la participación de la institución escolar en diferentes agentes externos e internos.
  • Fomento de las relaciones y uso de recursos del conocimiento.
  • Relación de la realidad sociocultural con los principios del centro para una mutua integración óptima.

Cómo planificar un proyecto educativo

Existen diversos modelos que facilitan la elaboración de un proyecto educativo para la correcta planificación de recursos y demás. Vamos a conocerlos brevemente:

Modelo 1

Implica escoger recursos, actividades e intercambio de inquietudes, establecimiento de metas, identificación de necesidades, metas, intereses y propuestas del alumnado.

Este modelo se divide en diferentes etapas:

1. Análisis de situación. Se analizan las necesidades del alumnado, las consecuencias y las causas y su resolución.

2. Definición de problemáticas. Se constata el problema y se buscan soluciones a corto, medio y largo plazo.

3. Planificación de actividades. Se crea un cronograma con la secuencia de los trabajos a llevar a cabo.

4. Justificación del proyecto. Se toman en consideración las razones del proyecto: relevancia, utilidad y factibilidad.

5. Objetivos y metas. Se establecen los objetivos que se pretenden conseguir con el proyecto en relación a la solución de las problemáticas halladas.

6. Recursos. Se evalúan los recursos que se han de usar, tanto humanos como materiales.

7. Evaluación. Se evalúa el proceso y los resultados.

8. Redacción. Se redactan las conclusiones.

Modelo 2

Se divide el proyecto en la esquematización de diversas secciones para desarrollar las actividades. Las vemos:

1. Contenido: se establece el área problemática, que será el punto de partida que justifica la elaboración del proyecto.

2. Delimitación: se centraliza el análisis específico. 

3. Fundamentación: se describe con detalle las condiciones que influyen en la problemática a tratar. Se analizan características como la situación social, el momento histórico, etc. Se fundamenta el análisis detallado, se establece una bibliografía, se compara con otros modelos de proyecto, etc.

4. Planificación: se determinan los requisitos necesarios respondiendo a interrogantes como las técnicas que se usarán, el lugar donde llevar a cabo las actividades, los recursos que se tienen, las personas que contribuirán en mayor o menor grado, el tiempo de realización, la evaluación, etc.

5. Objetivos: se establecen los objetivos específicos para estructurar el proyecto en base a pequeñas metas.

Modelo 3

Vamos conociendo el tercer modelo de proyecto educativo que será el que determine el camino a seguir para alcanzar los objetivos que se propusieron. Para ello consta de:

1. Metodología: se selecciona el proceso metodológico óptimo tras tomar en consideración elementos como la especificación de herramientas que se vayan a emplear, actividades específicas que se realizarán, definición del grupo de personas con el que trabajar, elaboración en detalle de sexo y formación de los integrantes del grupo, identificación de la muestra, etc.

2. Análisis: obtenidos los datos, se usan los instrumentos adecuados para su análisis.

3. Recursos: se elabora el proyecto conociendo la disposición de recursos materiales como audiovisuales, transporte, culturales, etc.

4. Recursos humanos: se tendrá en cuenta a las personas que participarán en el proyecto y que llevarán a cabo las actividades.

5. Presupuesto: se elabora un reparto del presupuesto adaptado como recursos financieros para adquirir instrumentos y herramientas necesarias, contrato de personal, etc.

Barreras a los proyectos educativos innovadores

Sobre el papel, los resultados que prometen muchos proyectos educativos innovadores pueden parecer imbatibles. Sin embargo, la realidad es que, para convertirse en éxito, antes sus Project Managers han de ser capaces de enfrentarse a algunas adversidades. Las tres principales barreras a este tipo de iniciativas son:

1. Recursos: los medios necesarios para muchos de estos proyectos educativos innovadores implican costes superiores y requieren de presupuestos más abultados que los de otros modelos educativos convencionales. Esta limitación obliga a tener que hacer un esfuerzo extra para que el aspecto financiero pueda resolverse adecuadamente y no obligue a tener que renunciar a componentes críticos del proyecto o a tener que sustituirlos por otros de función equivalente.

2. Profesorado: la cualificación y capacitación de los maestros ha de ser tenida en cuenta en dos momentos, el reclutamiento y el diseño de planes de formación continua que los mantengan actualizados y preparados para garantizar su máximo rendimiento en la interacción con los alumnos. La búsqueda del talento es una cuestión a tener en cuenta al planificar proyectos educativos innovadores, igual que se ha de entender la importancia de saber retener a esos perfiles cualificados que se han conseguido atraer.

3. Apoyo: ya sea por segmentos de la propia organización que pone en marcha el proyecto, por parte de la comunidad a que se destina o por la falta de alineación con la visión de los patrocinadores; la falta de apoyo es uno de los principales lastres a las iniciativas disruptivas en materia de educación.

Proyectos educativos innovadores: por dónde empezar

Quienes se plantean la innovación como un sinónimo de sostenibilidad y quieren asegurar el futuro de una institución en base a proyectos educativos innovadores, pueden desarrollar su iniciativa en base a alguna de las siguientes ideas:

  • Digitalización: el uso intensivo de la tecnología en las aulas ayuda a acercar a los alumnos a esta realidad, cada vez más presente en cualquier área de la vida cotidiana, tanto en el terreno laboral como en el personal. A través de este tipo de proyectos se puede conseguir que sean más críticos con los avances, que sepan cómo aprovechar las oportunidades que pueden brindarles y que abran su mente a la creación de nuevas aplicaciones.
  • Colaboración: con otros centros, con otras instituciones, con fundaciones, con empresas... La cooperación en este ámbito no tiene límites y, cuanto más rompedora, mayor será la dosis de innovación que rodee a la iniciativa. Colaboración con la agencia espacial internacional para interpretar o clasificar imágenes tomadas desde el otro lado de la atmósfera, con una escuela del otro extremo del mundo para intercambiar métodos de estudio, aprender un nuevo idioma o trabajar por la integración, etc.
  • Transformación: de su propio entorno o del de otros, siempre con un objetivo prefijado y una planificación realista. Los proyectos educativos innovadores pueden servir de impulso a los alumnos para implicarse en iniciativas de acción social, solidarias o creativas que les ayuden a crecer a la vez que se consigue transformar una situación o un lugar en algo mejor.

Esta información aporta detalles clave para saber cómo diseñar proyectos educativos innovadores y eficientes.

Ebook GRATIS: Proyectos sociales