Foto artículo del blog de OBS

Apalancamiento operativo y cómo abordarlo en un proyecto

Blog |

El apalancamiento operativo es un concepto económico que sale a colación muchas de las veces en las que se habla de gestión de proyectos.

Ebook GRATIS: Etapas de un proyecto

En este post vamos a ver:

  1. En primer lugar, qué es el apalancamiento operativo.
  2. En segundo lugar, algunos consejos que nos permitirán abordarlo de la forma correcta durante la planificación y durante el desarrollo de un proyecto dentro de la empresa.

Apalancamiento operativo: ¿qué es?

Para comprender mejor el concepto de apalancamiento operativo, es necesario explicar primero la diferencia entre costes fijos y costes variables:

  1. Costes fijos. No dependen de cuánto produce la empresa. Están establecidos de antemano y no varían. Un ejemplo lo encontramos en el alquiler de un local con pagos mensuales.
  2. Costes variables. Sí dependen de cuánto produce la empresa. Por ejemplo, si la empresa envía a imprimir 200 flyers publicitarios, la unidad le saldrá más cara que si imprime 2000 flyers.
En general, los proyectos que se desarrollan dentro de la empresa también tienen unos costes fijos y unos costes variables. Cuáles sean depende del tipo de proyecto.

Ahora que hemos asentado esta diferencia, podemos pasar a comprender qué relación guardan estos conceptos con el de apalancamiento operativo.

Realmente, el apalancamiento operativo aplicado a project management es la relación que existe entre los costes fijos y los costes variables de un proyecto. Se basa en lograr una rentabilidad mucho mayor a partir del aumento de los costes fijos. Dicho de otra manera: a mayores costes fijos y menos costes variables, mayor apalancamiento operativo.

Sin embargo, lograr un elevado apalancamiento operativo implica un mayor desembolso inicial en el proyecto, concretamente en los costes fijos. Esto supone un riesgo mayor para la empresa.

Esto tiene especial importancia en aquellos proyectos enfocados a la fabricación de un producto o a la elaboración de un servicio que se vaya a vender directamente al público masivo.

Apalancamiento operativo: algunos consejos

En función de todo lo que hemos explicado en el apartado anterior, podemos establecer los siguientes consejos para aprovechar los beneficios del apalancamiento operativo:

  • Debemos analizar nuestro poder de negociación con nuestros proveedores para saber qué posibilidades hay de aumentar los costes fijos y reducir los costes variables.
  • Tal y como veíamos, lograr un elevado apalancamiento implica asumir un riesgo inicial mayor. Por este motivo, es recomendable realizar un plan de proyecto previo a su ejecución, de manera que se pueda prever la rentabilidad que proporcionará y el tiempo que tardará en proporcionarla.
  • Además de disponer de un plan de proyecto previo, también es conveniente elaborar simultáneamente un plan de marketing individual para el mismo proyecto. Este plan de marketing tendrá como objetivo elaborar una estrategia de ventas que permita alcanzar la rentabilidad una vez lanzado al mercado el producto o servicio. Para ello, será necesario contar con una serie de canales previamente trabajados. Por ejemplo, mientras se desarrolla el proyecto se pueden ir reuniendo seguidores en las distintas redes sociales que hayamos elegido para que, una vez que el producto o servicio esté en el mercado, el impacto sea más directo.

¿Te gustaría aprender más sobre gestión de proyectos? Entonces visita nuestro Master en Project Management.Ebook GRATIS: Etapas de un proyecto