fases para elaborar un proyecto

Fases para elaborar un proyecto de ingeniería industrial

Blog |

En su definición más clásica, los proyectos de ingeniería industrial son aquellos que reúnen todos los recursos necesarios para transformar una idea en una realidad de tipo industrial, es decir, de aplicación en un contexto industrial. Esos recursos pueden ser escritos, cálculos o dibujos, entre otros.

La gestión de proyectos industriales, en principio, no difiere mucho a la administración de proyectos tradicional. En ambos casos se precisa de un profesional cualificado que posea los conocimientos, habilidades y destrezas necesarias para ejercer las funciones de un project manager, y que conozca y domine el manejo de las herramientas necesarias para la gestión de los proyectos.

Ebook GRATIS: Proyectos ingeniería

En ambos estilos de proyectos se define qué es lo que se quiere alcanzar, los objetivos de ese proyecto en concreto. También se detalla la forma en la que se va a proceder. Sin embargo, los proyectos industriales poseen ciertas peculiaridades que lo distinguen del resto de proyectos y que hace que los elementos que conforman el proyecto no sean iguales.

Tipos de proyectos de ingeniería industrial 

Sin embargo, la definición sigue siendo demasiado amplia y es necesario identificar los diversos tipos de proyectos industriales que existen:

  • Grandes proyectos de inversión industrial: aquellos que se caracterizan por una enorme ambición. Por ejemplo, pueden abarcar grandes extensiones geográficas e influir en el desarrollo de una región o un país. De hecho, se suelen dividir en sub-proyectos coordinados entre sí.
  • Instalaciones y plantas industriales: los que conciben la construcción de plantas e instalaciones cuya ejecución constituya las principales fases de lo que define a un proyecto industrial. Puede ser de refinerías petroquímicas, cemento, fertilizantes, química inorgánica, papel y cartón, entre otros. Estos proyectos tienen como fin la construcción de instalaciones o plantas industriales para sectores como la metalurgia, para centrales de energía eléctrica o plantas de procesos, entre otros.
  • Líneas y procesos de producción industrial: son aquellos que suponen una misma línea de producción o procesos independientes e interconectados, como por ejemplo la construcción de una serie de edificios. Las líneas suelen ser de redes de energía eléctrica, almacenamiento y distribución de combustibles, calefacción, electrónica industrial, etc.
  • Máquinas, equipos y sus elementos: los que están orientados al diseño y la fabricación de máquinas y aparatos para cualquier instalación industrial. Son considerados los auténticos proyectos industriales. Estos proyectos comienzan con el diseño de prototipos hasta que la máquina o equipo está creado.

Fases para la gestión de proyectos industriales

Gestionar un proyecto de carácter industrial requiere, en primer lugar, de una especialización en el campo de la ingeniería industrial. Este conocimiento específico ayudará al director de proyectos a desarrollar sus funciones de manera eficiente.

Como en muchos otros proyectos, las fases en las que se estructura la gestión de proyectos industriales son tres:

Fase de diseño o planificación

En esta primera fase se lleva a cabo un estudio previo del proyecto, un análisis inicial para valorar la viabilidad del proyecto antes de ponerlo en marcha. Este estudio se realiza teniendo en cuenta las bases establecidas por los clientes o por la propia empresa, en función de si el proyecto es interno o externo.

Algunas de las cuestiones claves que se deben tener en cuenta durante esta fase es la normativa legal vigente, que muchas veces limita la puesta en marcha de estos proyectos.

A lo largo de esta fase se deben promulgar los objetivos, señalar el alcance, elaborar los planos, identificar los recursos, distribuir las tareas, planificar el cronograma o desarrollar el presupuesto, entre otras muchas tareas.

Todos estos datos deben reflejarse en un documento que servirá de guía para la puesta en marcha del proyecto y como referente para explicar o presentar el proyecto a clientes o inversores.

Fase de Ejecución

Es el momento en el que se llevan a cabo las acciones planificadas. A lo largo de todo este proceso, el seguimiento y evaluación continua son imprescindibles para detectar a tiempo posibles desviaciones y poner en práctica posibles soluciones que eviten o minimicen las consecuencias.

Fase de entrega

Constituye la última fase del proyecto. En esta fase se procede a la entrega del proyecto. Lo ideal es que tras la entrega finalice el proyecto, sin embargo, no siempre es así.

Tras la entrega se hacen comprobaciones y seguimientos, y se ofrece asistencia técnica, hasta que se cumplen todas las condiciones establecidas inicialmente.

Pasos para elaborar un proyecto industrial

Hecha esta distinción, es preciso señalar que los proyectos de ingeniería industrial se caracterizan por ser complejos, integrales y multidisciplinarios. Veamos en qué consiste el proceso de elaboración de un proyecto de esta naturaleza:

Anteproyecto

Recoge los planteamientos iniciales y justifica las soluciones adoptadas en cada fase del proyecto. Se incluyen las descripciones pertinentes, los planos a gran escala y las valoraciones aproximadas. Es el marco del proyecto.

Memoria del proyecto

La memoria amplía el factor descriptivo enunciado en el anteproyecto. Cuenta con cuatro elementos básicos:

1. Descripción de actividades y procesos a ejecutar.

2. Cálculos de todos los componentes del proyecto.

3. Planificación y programación (a través de un diagrama).

4. Anejos u otras consideraciones para la ejecución.

Planos

Son los documentos más empleados durante la ejecución de las tareas. Deben ser completos, concisos y suficientes, pues incluyen la información necesaria y detallada del proyecto en sí mismo. Pueden ser generales o de detalle, aunque en lo que no podrán variar es en el cumplimiento de formatos básicos para su comprensión, lectura y utilización.

Pliego de condiciones

Desde la perspectiva contractual, se trata del documento más importante de un proyecto industrial. Los planos fijan lo que debe hacerse, mientras que el pliego de peticiones indica cómo llevarlo a cabo. Las condiciones de un documento de este tipo pueden ser materiales, económicas, legales o administrativas, entre otras. Es el marco general para la aplicación del proyecto.

Presupuesto

Como cualquier presupuesto, se trata de un documento orientativo y que sirve para tener una idea de los costes y las mediciones del proyecto en general. Otra forma de emplearlo es en fases concretas.

Redacción

Finalmente, con todos estos documentos recopilados se procede a la redacción del texto sobre la obra en concreto. Algunas consideraciones para esta etapa, la más importante de la elaboración del texto, son las siguientes:

1. Se debe definir la obra sin ambigüedades ni contradicciones.

2. No utilizar más documentación que la ya recabada.

3. Dejar claro los objetivos y las conclusiones de la obra.

Ya conoces las fases para elaborar un proyecto de ingeniería industrial, los pasos para cumplimentar cada fase y todo cuanto es necesario tener en cuenta en este proceso largo y complejo.

Ebook GRATIS: Proyectos de ingeniería