Foto predeterminada blog

La importancia de lo digital

Blog |

Seguramente no habrás oído hablar nunca de Claude Shannon. O quizás sí, te suena el nombre y poco más. Y no debería ser así́. A este matemático, ingeniero electrónico y criptógrafo le debemos el haber sentado las bases de lo que hoy llamamos mundo digital, de la digitalización. Sí, todo tiene un padre o una madre, y en este caso es el desconocido Shannon.


Shannon, mientras trabajaba en los Laboratorios Bell, donde entró con 25 años, inventó un sistema de circuitos eléctricos que recogían los enunciados de Boole y, más concretamente, su lógica binaria y los valores lógicos "1" y un "0" para denotar los valores discretos "Verdadero" y "Falso". Así, enunció que en un circuito eléctrico, si dos interruptores en serie estaban conectados con un un "OR", con que uno de ellos estuviera en "1", es decir, encendido, la electricidad ya funciona. En cambio, si en están conectados con un "AND" hace falta que los dos estén encendidos, en "1", para que la electricidad pase. Esto, que hoy en día parece trivial, suponía una revolución cuando lo publicó en su tesis: A symbolic analysis of relay and switching circuits. Era 1938.


Pero lo que Shannon había hecho no era más que hacer el paso previo a lo que enunciaba la obra por la que se le conoce: A mathematical theory of communication, publicada en 1947. Lo que decía es que se podía equiparar la transmisión de datos al circuito eléctrico que él mismo había desarrollado, es decir, resumirlo todo a unos y ceros. Por primera vez, no importaba la información que se transmitía, ni su significado ni su propósito, sino la cantidad de la misma. Pero, ¿cómo se medía? Shannon propuso que los datos deberían medirse en bits, que representarían los valores discretos de cero o uno. La denominación no era suya, sino de su colega en Bell Telephone Laboratoires John Tukey, quien la acuñó unos años antes como una contracción de la frase "binary digit", es decir, digito binario.


La idea revolucionaria fue adoptada gradualmente por los ingenieros de comunicaciones y estimuló la tecnología que condujo a la era de la información que hoy conocemos. Todas las comunicaciones actuales se miden en bits por segundo, lo que Shannon definía como "capacidad del canal". Su teoría también hizo posible el uso de bits en el almacenamiento de las computadoras, las transmisiones de voz y otros datos.


Más allá del trabajo de Shannon, de sus investigaciones y, sobre todo, de cuándo lo pensó, lo que nos debe llamar la atención es cómo nos hizo pasar de un mundo analógico a otro digital. Y podemos hacer un simple ejercicio. Tratar de definir el concepto digital. Sí, podemos caer en la tentación de coger la primera acepción de la Real Academia de la Lengua y decir que es aquello “perteneciente o relativo a los dedos”. Como broma estaría bien. Pero quizás en el tiempo en el que estamos deberíamos aprender a ir un poco más allá. La verdad, a pesar de todo, es que ni el diccionario lo tiene claro. “Referente a los


números dígitos” o “que se realiza o transmite por medios digitales” son dos de las definiciones de la RAE que podríamos, ya no digo aceptar, sino tomar como base de trabajo. También podemos coger la parte que se refiere a los medios “que se publican en internet o en formato electrónico”. Electrónico, medios digitales... Queda claro que nadie sabe cómo definirlo.