Foto artículo del blog de OBS

Marca renombrada, un valor de éxito

Blog |

Para todas las empresas cuidar su imagen de marca se ha convertido en algo esencial, un valioso activo que tiene mucha importancia de cara al marketing y que puede ser una ventaja incluso a la hora de penetrar en mercados extranjeros. Por eso, no es de extrañar que la marca renombrada forme parte de la estrategia de crecimiento de las organizaciones empresariales.

Ebook GRATIS: Herramientas imprescindibles Project Management

Marca renombrada vs. marca notoria

Lo primero es aclarar conceptos. Una marca notoria es aquella que es conocida por la mayor parte del público al que dirige sus productos, mientras que una marca renombrada es reconocida por la mayor parte de la población, incluso por aquellos que no constituyen su público potencial.

Por eso se suele decir que toda marca renombrada es una marca notoria, pero no toda marca notoria es una marca renombrada.

Dado que forma parte esencial de la identidad de la empresa, está claro que es importante registrarla. Así que uno de los primeros pasos a la hora de poner en marcha un negocio es comprobar si la marca está registrada y hacer los trámites necesarios para protegerla.

La marca renombrada como objetivo

Está claro que toda empresa que pone productos o servicios en el mercado a disposición de los consumidores quiere ser conocida por cuanta más gente mejor. En primer lugar es esencial que la marca sea conocida por aquellos que cumplen el perfil de cliente potencial (marca notoria), pero el siguiente paso a dar es ampliar el reconocimiento de la marca.

La marca España

Desde hace algunos años se viene hablando de la marca España como sinónimo de una determinada forma de trabajar y de hacer las cosas que aporta un valor añadido a los productos y servicios que provienen de empresas españolas.

Bajo el paraguas de la marca España hay a su vez grandes empresas conocidas a nivel mundial, lo que nos demuestra que también hay una estrecha relación entre la marca renombrada y la marca país.

La imagen de un país se proyecta sobre sus empresas y mejora su posicionamiento a nivel internacional, facilitando la competitividad. Esto hace que para los Estados sea también una gran responsabilidad el proteger a sus marcas y contribuir a que estas consigan relevancia a nivel internacional.

En el caso de España hay muchas marcas renombradas que se han visto beneficiadas de la expansión de la marca España. Algunos ejemplos son Inditex, Barceló Hoteles, Tous o BBVA. 

Superando limitaciones

Una marca renombrada es en realidad una garantía de reconocimiento que hace que la penetración en el mercado de nuevos productos o servicios ofrecidos por la misma sea mucho más sencilla de llevar a cabo. Además, todos ellos se “contagian” de los atributos que el consumidor ya ha atribuido a esa marca: calidad, buenos precios, buena atención al cliente, etc.

Si la marca renombrada se une con la marca país, el resultado es un tándem perfecto que lo tiene mucho más sencillo a la hora de entrar en nuevos mercados o de presentar nuevos productos.

Pero conseguir una marca renombrada no es nada fácil. Implica un duro trabajo en sectores tan estratégicos como los de Investigación y Desarrollo, marketing y el departamento de calidad.

La marca es esencial en el panorama económico actual, por eso hay que trabajar en su desarrollo y no descuidar nunca su protección legal. Si quieres saber más sobre este tema no dudes en informarte sobre nuestro Máster en Propiedad Intelectual e Industrial.

Ebook GRATIS: Herramientas imprescindibles Project Management