Foto artículo del blog de OBS

Marca y nombre comercial, recomendaciones para elegirlos

Blog |

Estamos preparando nuestro debut en el mercado empresarial y nos encontramos ante la necesidad de dar los primeros pasos para establecer nuestro camino con éxito. Esto implicará elegir una marca y nombre comercial, un proceso que resulta más complicado de lo que podamos imaginar, por lo que nos lo tenemos que tomar en serio y pensar bien antes de tomar una decisión. Hoy os daremos algunas recomendaciones para que podáis llegar a la mejor conclusión en este importante paso.

Ebook GRATIS: Certificación PMP

Elegir la mejor marca

Lo primero de todo: tengamos paciencia para llevar a cabo la elección. No la hagamos a la ligera. Es importante que el nombre que seleccionemos esconda un significado, pero que al mismo tiempo sea inspirador. No es fácil, pero lo conseguiremos. Además, cada vez que digamos el nombre de nuestra marca en alto debería sonarnos bien. Es recomendable que se lo digamos a otras personas con quien tengamos confianza y que nos den su opinión. ¿Les parece pegadizo? ¿es fácil de repetir? ¿se olvida con facilidad o se puede recordar? Estas son algunas de las preguntas que deberíamos hacer a las personas que usemos como testers.

Intentemos huir de las siglas no descriptivas. Hay siglas que desprenden mucho significado, mientras que otras no representan nada más allá de una palabra escondida. En los tiempos actuales los estudios demuestran que las siglas sin significado claro tienen muy fácil quedarse en la memoria de las personas. Lo mismo ocurre con aquellas palabras tecnológicas y complicadas que resulta prácticamente imposible repetir. Pueden lucir muy bien en forma de logo o incluso en documentos, pero la gente necesita poder leer y decir el nombre de la empresa para identificarse con ella.

Antes de tomar una decisión también deberíamos hacer una serie de pruebas. Primera: ¿es una marca que ya se encuentre registrada? ¿tiene presencia en otros países aunque no esté registrada en el nuestro? ¿qué tipo de efecto tiene el nombre de la marca cuando lo pasamos por servicios como Google AdWords? Intentemos mirar al futuro, colocarnos en un punto de vista más allá del actual e imaginar el día en el que la marca ya estará instaurada. ¿De verdad la vemos como una marca líder en el mundo? ¿nos parece razonable que pueda ser mencionada a diario por clientes, televisión, radio y otros organismos? Si nosotros creemos en nuestra marca, tenemos gran parte del camino recorrido. Y por último: seamos específicos y no usemos palabras raras que no dicen nada o que corresponden a otras industrias.

Seleccionar el mejor nombre comercial

Prácticamente todo lo que hemos dicho sobre las marcas también se aplica a los nombres comerciales para negocios, aunque hay algunos aspectos adicionales que tenemos que mencionar. Por ejemplo, en este caso es más importante que nunca que seleccionemos un nombre comercial que sea claro y que no despiste. No podemos elegir el nombre “Fontaneros audaces” si lo que vamos a ofrecer es un negocio de jardinería o una empresa de hostelería. Nadie nos impide hacerlo, por supuesto, pero tenemos que ver que no existe beneficio comercial de hacerlo, dado que estaremos confundiendo a los clientes desde el momento en el que hagamos nuestra entrada en el mercado.

Además de esto, tenemos que intentar que el nombre comercial sea corto, porque el tiempo de los nombres largos ya pasó a mejor vida y fue propio de generaciones anteriores. Ahora los nombres cortos se imponen, sobre todo si con ellos conseguimos transmitir la esencia de nuestro negocio. Y como decíamos antes, junto a su extensión reducida tendremos que asegurarnos de que el nombre sea fácil de pronunciar. Si damos con el nombre comercial perfecto conseguiremos que viva a lo largo de los tiempos y que sea reconocido por multitud de generaciones, sobreviviéndonos incluso a nosotros.

Ebook GRATIS: Certificación PMP