Foto predeterminada blog

¿Por qué estudiar un máster en gestión sanitaria?

Blog |
¿Por qué estudiar un máster en gestión sanitaria?

La gestión de los sistemas sanitarios, tanto públicos como privados, tienen una gran complejidad. Sin embargo, con las habilidades y conocimientos adecuados se pueden manejar de una forma óptima sin que ello implique una gran dificultad. Sabiendo esto, obtenemos una breve respuesta a la pregunta de por qué estudiar un máster en gestión sanitaria es una gran idea.


 


Las personas que quieren dedicar su vida a la dirección y gestión sanitaria deberán especializarse y adquirir los conocimientos necesarios para hacerlo de forma eficiente. Un máster en este ámbito puede resultar realmente provechoso tanto para personas que ya se han iniciado como aquellas que quieren orientar su carrera a la gestión sanitaria. 


 


¿Qué es la Gestión Sanitaria?


La sanidad ha ido avanzando junto a los demás sectores que intervienen en nuestra sociedad. Es por ello por lo que todas las personas exigimos una atención excelente cuando acudimos al médico ante cualquier problema de salud. Para que exista esta excelencia en primera línea, detrás debe haber un sistema de organización bien engranado.


 


La dirección y la gestión sanitaria se encargan tanto de la estructura del modelo sanitario como del personal especializado o del modelo financiero. Para que todo esto funcione a la perfección, la persona encargada no solo deberá tener amplios conocimientos del sector sanitario, sino que también de otras áreas, como la de dirección, recursos humanos o economía. Por lo que es necesario ser alguien multidisciplinar.


 


Por otro lado, el sector sanitario está siempre en constante renovación. Nuevos medicamentos, nuevas tecnologías o nueva información son áreas a manejar por la directiva. Esto conlleva también a una transformación constante de los paradigmas de gestión en el sector de la sanidad. 


 


¿Cuáles son las principales funciones en la gestión sanitaria?



  • Dirección del personal: en el ámbito de la gestión de personal, deberá coordinar, junto al departamento de recursos humanos, la contratación, renovación, traslados o calendario de todo el personal sanitario.  

  • Planificación: establecer planes para no caer en el caos es trabajo de la gestión sanitaria. Perseguir objetivos razonables y manejar con cordura los recursos disponibles es imprescindible para alcanzar una buena atención médica. 

  • Organización: los directivos sanitarios tratan de poner orden en un entramado tan complejo como el que existen en el sector de la sanidad. Como en cualquier otro ámbito, una buena organización se torna indispensable, sobre todo en épocas con gran volumen de trabajo.

  • Financiación: la gestión sanitaria también incluye la parte contable de cualquier hospital o clínica. Ajustarse a los presupuestos, hacer una buena distribución del dinero o realizar buenas inversiones en nuevo material o fármacos marcará la diferencia entre una excelente o pésima atención sanitaria. 


 


Habilidades de un directivo en gestión sanitaria


Para llegar a ser un buen directivo en gestión sanitaria no hacen falta solo grandes conocimientos en muchas de las áreas vistas anteriormente. Además, se necesitan de algunas habilidades, en ocasiones innatas, que son indispensables para que la gestión de cualquier espacio sanitario sea correcta. 


 



  • Habilidades interpersonales: viendo la gran cantidad de áreas que debe gestionar un directivo sanitario, unas grandes habilidades interpersonales se vuelven imprescindibles. En su día a día, deberá comunicarse con todo tipo de personas, por lo que deberá tener empatía y saber comunicarse a la perfección.

  • Liderazgo: por debajo de la gestión sanitaria se encuentran un montón de personas. Disponer de habilidades de liderazgo, sobre todo en momentos complicados, es totalmente necesario.

  • Delegar: saber delegar puede ser sencillo, pero puede tornarse realmente difícil si no confías en tu equipo. Una buena gestión del personal hará que la tarea de delegar sea más sencilla, que por otro lado es indispensable.

  • Resolución de problemas: es literalmente imposible que todo salga a la perfección, así que disponer de buenas habilidades para resolver problemas es necesario. Creatividad, motivación, capacidad de escucha o claridad en la toma de decisiones pueden ayudar.

  • Manejo del estrés: la gestión sanitaria puede producir un gran estrés, como cualquier otro trabajo de gran responsabilidad. Disponer de herramientas para que no te afecte en tu día a día resulta imprescindible si no quieres verte superado por las circunstancias. 

  • Habilidades técnicas: tanto el hardware como el software sanitario avanzan a una velocidad increíble, por eso un directivo de gestión sanitaria debe tener habilidades técnicas suficientes para incorporar las innovaciones en su día a día.

  • Gestión de negocios: aunque a veces nos cuesta entenderlo, el sector sanitario sigue siendo un negocio, por lo que se requieren capacidades empresariales, sobre todo en el sector privado.

  • Protocolario: todas las gestiones están llenas de protocolos y leyes que se deben cumplir. En la dirección y gestión sanitaria abundan, así que debes ser una persona estricta en cuanto al cumplimento de los reglamentos.


 


¿Por qué estudiar un máster en gestión sanitaria?


Si estás pensando estudiar un máster en gestión sanitaria conocerás que tras especializarte en ello podrás acceder a posiciones de alta responsabilidad. Además de un buen salario y una buena posición profesional, estudiar este máster te permitirá:



  • Ejercer cargos importantes dentro de la dirección sanitaria, tanto en el sector público como en el privado.

  • Aportar tus conocimientos y experiencia para conseguir la excelencia en cualquier tipo de espacio sanitario, y con ello, el beneficio consiguiente tanto para los empleados como los pacientes.

  • La posición de experto en gestión sanitaria tiene una gran demanda laboral, por lo que al estudiar este máster te estarás asegurando tu futuro laboral.

  • Gestionando los recursos adecuadamente podrás hacer que un hospital o clínica mejore su productividad, obteniendo un beneficio para todas las partes.

  • Introducirás nueva tecnología en medida de lo posible para mejorar la atención en todas las áreas sanitarias. 

  • A lo largo de los años obtendrás una gran experiencia que te afectará tanto en lo laboral como en lo personal. Gracias a ella, serás capaz de hacer frente a cualquier situación que se te ponga por delante.

  • Si haces bien tu trabajo recibirás una gran satisfacción, tanto individual como colectiva. 


 


¿Dónde estudiar un máster en gestión sanitaria?


Existen muchas alternativas para estudiar dirección sanitaria. entre ellas nuestro máster en gestión y dirección sanitaria. Este curso online está dirigido a todo tipo de personas que quieran dirigir su carrera hacia la gestión sanitaria o reforzar en la que ya están inmersos.


En este máster se inculcan las habilidades y conocimientos necesarios para que complejidad no sea sinónimo de dificultad, para que la dirección de cualquier sistema sanitario sea mucho más sencilla gracias a las diferentes áreas de aprendizaje cursadas en el máster de OBS Business School.


Nuestro profesorado, además de tener amplios conocimientos de las distintas asignaturas y una gran vocación por la enseñanza, está trabajando activamente en el sector de la gestión sanitaria, por lo que la experiencia es el elemento diferenciador de este máster.