Foto artículo del blog de OBS

Qué es la imagen corporativa

Blog |

Acercarse a los clientes, ganar su confianza y hacer crecer su lealtad son objetivos alcanzables para los empresarios que saben qué es la imagen corporativa.

Al fin y al cabo, es la suma de pequeños detalles los que permiten al público comprender mejor a la empresa, los que consiguen emocionarles y favorecen que aparezca esa valiosa conexión que tanto cuesta de generar, como de mantener.

Qué es la imagen corporativa de la empresa

La imagen es la noción que un individuo tiene de otro individuo, grupo u organización. Se trata de una impresión que un individuo o un grupo busca generar en otros con respecto a sí mismo. En base a estas explicaciones queda más claro qué es la imagen corporativa, ya que se trata del conjunto de impresiones que la comunidad obtiene sobre una organización.

La imagen corporativa es valiosa, tangible, difícil de imitar. Es ella la que puede ayudar a la empresa a lograr un desempeño financiero superior y sostenible.

¿Cuál es el propósito de la imagen corporativa?

El propósito de la imagen corporativa es permitir una comprensión clara y precisa de la firma. La imagen corporativa se basa en emociones y, por lo tanto, la imagen del negocio difiere de persona a persona. Lo importante para la imagen es asegurar que se cree una clara y buena voluntad con respecto a la empresa, y, en este sentido, hay que tener en cuenta que es posible que información parcial o inexacta afecte la imagen corporativa de forma negativa.

Tener una buena reputación en la comunidad en la que el negocio opera provoca la creación de una imagen positiva a los ojos del público objetivo y, por lo tanto, permite a la empresa aumentar sus operaciones y sus ganancias.

La imagen corporativa se compone de cuatro elementos clave, que son a través de los que influye a los empleados, los grupos destinatarios (clientes, socios) y la comunidad. Son los siguientes:

  1. Pensamientos sobre la empresa y sus productos o servicios.
  2. Reconocimiento de la organización.
  3. Reputación del negocio.
  4. Comparabilidad de la empresa con sus competidores.

Una vez se tiene claro qué es la imagen corporativa es el resultado de los esfuerzos de creación de la misma lo que se considera determinante. En ese sentido, la noción de imagen corporativa debe incluir detalles que conciernen a todos los procesos de la empresa, desde su razón de ser hasta la realización de sus principales propósitos y su interacción con el entorno externo.

Ebook GRATIS: Innovation Management

¿Cómo crear una imagen corporativa que beneficie al negocio?

Para crear una imagen corporativa positiva y deseable, se necesita el establecimiento de una infraestructura que haga posible el desarrollo de una imagen concreta a nivel externo e interno. Los factores que respaldan la creación de dicha infraestructura son las definiciones de misión y visión.

En segundo lugar, para establecer una imagen corporativa sólida, es necesario trabajar en la imagen externa de la empresa. Esto puede conseguirse atendiendo a ciertos factores principales:

  • Satisfacción del cliente.
  • Calidad del producto.
  • Imagen tangible.
  • Publicidad.
  • Patrocinio.
  • Relaciones con los medios.
  • Responsabilidad social.

El tercer aspecto de la creación de imagen corporativa es el establecimiento de una imagen dirigida al público interno. No basta con atraer al cliente ya que, atraído por la imagen externa, el cliente que visita la empresa está siendo influenciado por los empleados con los que contacta y determina si los comportamientos de los empleados armonizan con la imagen externa que le había interesado en primer lugar. Por tanto, existen circunstancias en las que los empleados afectan la imagen corporativa o casos en los que los empleados se ven afectados directamente por la imagen corporativa.

Qué es la imagen corporativa: los 4 aspectos clave

La asociación más importante que los consumidores perciben en relación con una determinada organización debe analizarse en cuatro aspectos:

  1. Imagen del producto: características, beneficios o actitud comunes del producto.
  2. Imagen del servicio: individuos y relaciones.
  3. Imagen de la empresa en su comunidad: valores y programas relacionados con el bienestar. 
  4. Imagen de credibilidad: confiabilidad, autoridad y experiencia.

Estas imágenes son los factores que mayor influencia pueden tener en los solicitantes de empleo, los clientes potenciales y los posibles socios. Se trata de aspectos básicos a tener en cuenta al pensar en qué es la imagen corporativa y cómo queremos que se perciba la del negocio. Si quieres convertirte en un experto, te recomendamos que visites nuestro Máster en en Dirección de Comunicación Corporativa.

Ebook GRATIS: Innovation Management