tipos de talentos

Tipos de talentos: definición y dónde encontrarlos

Blog |

Toda empresa necesita diferentes tipos de talentos. Por ejemplo, una compañía tecnológica no podrá prescindir de sus profesionales técnicos, pero también le hará falta la aportación de personas con habilidades de negociación, capacidad de liderazgo, de comunicación y visión de negocio para poder alcanzar las metas que se fije.

Ebook GRATIS: Que hace un líder

Por su parte, un negocio tradicional con un pequeño establecimiento de venta al público también requerirá de tipos de talentos distintos a los directamente relacionados con su actividad comercial. Aunque se trate de un negocio de venta de productos ecológicos de la huerta, le puede hacer falta, en un momento dado, contar con el consejo de un especialista en regulación europea experto en temas de alimentación, o con un consultor cloud y big data para ampliar las posibilidades de su negocio en la red, o con los servicios de un traductor para ampliar su red de distribución a otros países o seleccionar nuevos proveedores en el extranjero.

¿Qué es el talento?

Talento es una palabra de origen griego, proviene de talanton, que en la antigua Grecia hacía referencia a una unidad monetaria equivalente 26 kilogramos de plata. Era la unidad monetaria más alta de los griegos, con un valor de 6.000 dracmas (una cantidad increíblemente grande si se compara con un salario promedio de la época, que consistía en 1 dracma).

El gran valor que encierra este concepto se refleja hoy día en el significado de la palabra talento. Ser talentoso significa tener gran riqueza, al menos en lo que a habilidades se refiere.

Si bien la psicología a menudo define el talento como la capacidad general superior a la media de una persona para resolver problemas, en el contexto empresarial, talento es la capacidad de hacer un trabajo más rápido, más fácilmente y mejor.

En comparación con otras personas, los empleados talentosos resuelven problemas complejos de manera más ágil, eficaz y sencilla, lo que los hace sobresalir.

¿Qué tipos de talentos hay?

Entre las habilidades y fortalezas que configuran los distintos tipos de talentos se encuentran las siguientes:

  • Hablar en público: implica ser capaz de comunicar ideas de forma oral ante un grupo de personas
  • Escritura: supone poder comunicarse de manera correcta usando la palabra escrita
  • Autogestión: capacidad de tomar decisiones y asumir las tareas propias
  • Comunicación: habilidad para comunicarse de forma eficaz a través de diferentes medios
  • Pensamiento crítico: dudar de las afirmaciones que comúnmente se consideran verdaderas para elaborar nuevas hipótesis
  • Toma de decisiones: elegir entre varias opciones la que se considera más correcta
  • Investigación: capacidad de análisis y estudio
  • Relajación: capacidad para poder desconectar de las responsabilidades y reducir así los niveles de estrés
  • Visión analítica: capacidad para estudiar las cosas desde diferentes pustos de vista
  • Atención al detalle: cuidar tanto los aspectos granves y visibles como los aspectos pequeños y menos importantes de las tareas a realizar
  • Sentido del humor: capacidad para no agobiarse y no tomarse las cosas demasiado en serio
  • Empatía: ser capaz de ponerse en el lugar de los demás
  • Creatividad: idear cosas nuevas
  • Innovación: llevar a la práctica la creatividad
  • Idiomas: hablar diferentes lenguas
  • Excelencia académica: contar con una buena formación y tener interés en seguir formándose
  • Entusiasmo: ilusión y motivación por hacer las cosas
  • Energía alta: estar motivado para afrontar las tareas
  • Habilidades de negociación: capacidad para llegar a acuerdos
  • Identificar fortalezas y debilidades: implica un alto conocimiento de uno mismo y del entorno
  • Liderazgo: ser capaz de convertirse en un ejemplo a seguir
  • Escucha activa: prestar atención a las opioniones e ideas de los demás
  • Persuasión: ser capaz de convencer a los demás
  • Habilidad para lidiar con el fracaso: resistencia a la frustración
  • Proactividad: capacidad para hacer algo motu proprio
  • Planificación estratégica: habilidad para pensar y diseñar un plan de acción
  • Intuición: dejarse guiar, en ocasiones, por la parte más insconsciente del cerebro
  • Imaginación: capacidad para desarrollar nuevas ideas
  • Productividad: capacidad de trabajo
  • Gestión del tiempo: organizar bien las tareas y establecer un orden de prioridades
  • Capacidad para detectar nuevas tendencias: implica estar atento al entorno, analizarlo y dejarse llevar también un poco por la intuición
  • Inspirador: ser un ejemplo para los demás
  • Gestión de proyectos: poder gestionar diferentes tareas
  • Resolución de problemas
  • Inteligencia social
  • Gestión del cambio
  • Gestión del estrés
  • Compromiso social
  • Gestión de riesgos
  • Auto control
  • Salud y estado físico
  • Confiabilidad
  • Adaptabilidad
  • Integridad / honestidad
  • Autenticidad
  • Empatía
  • Autodisciplina
  • Actitud positiva
  • Seguridad en uno mismo
  • Sentido de la justicia

A esta lista habría que añadir otras habilidades que son precursoras de tipos de talentos más enfocados en una profesión concreta, como serían las habilidades logísticas, matemáticas, legales, musicales, contables, etc.

Además, todas estas habilidades pueden agruparse en tres tipos de talentos:

  • Talento natural: es una habilidad o capacidad que se tiene sin necesidad de haber trabajado para desarrollarla.
  • Talento potencial: aquel que se ha desarrollado y perfeccionado. Muchas veces es una evolución del talento natural.
  • Talento de alto rendimiento: es poco habitual, se trata de ese que sitúa a ciertas personas por encima de la media. Por ejemplo, cuando estamos en presencia de un virtuoso de alguna disciplina.

¿Dónde encontrar diferentes tipos de talentos?

Aunque muchas personas defienden que con el talento se nace, lo cierto es que las habilidades que dan soporte a diferentes tipos de talentos se pueden adquirir. A nivel individual, la formación, la experiencia y el coaching pueden ayudar a desarrollar nuevas capacidades.

En el plano empresarial, los tipos de talentos que el negocio necesita pueden hallarse dentro de la propia organización. La plantilla es una fuente de profesionales bien preparados y alineados con la cultura empresarial, a los que puede ayudarse a crecer para que su talento alcance nuevas cotas.

Asimismo, la subcontratación es una alternativa al alcance de cualquier negocio, que facilita la disponibilidad de todos los tipos de talentos, en base a un proceso de selección y un acuerdo entre la compañía y el profesional o equipo de expertos que prestarán servicios para ella.

La otra alternativa es acudir al mercado laboral a buscar talento para contratarlo directamente e integrarlo en la plantilla. Esto no es tan sencillo como parece, puesto que ciertos perfiles profesionales son difíciles de atraer. De ahí que muchas empresas estén apostando ya por el employer branding, trabajando su imagen de marca para atraer a candidatos talentosos.

Descubrir y gestionar el talento dentro de la empresa

Como hemos señalado, muchas veces las compañías ya cuentan con empleados talentosos, pero es importante saber quienes son y actuar a tiempo para que no se marchen.

Para descubrir el talento se pueden llevar a cabo diferentes medidas como implantar un sistema de formación continua, o hacer talleres, sesiones de coaching y evaluaciones. Y una vez que las personas talentosas han sido descubiertas hay que intentar retenerlas dentro de la organización, algo para lo que pueden ser útiles medidas como las siguientes:

  • Crear un buen clima laboral.
  • Evitar que el trabajo sea monótono.
  • Reconocer el esfuerzo de los empleados.
  • Recurrir al salario emocional.
  • Brindar formación.
  • Implantar una cultura creativa que permita a los empleados desarrollar nuevas habilidades.

Existen muchos tipos de talentos, pero cualquiera de ellos puede llegar a ser importante para una empresa. Por eso, para las organizaciones es esencial ser capaces de atraer y retener a los mejores trabajadores del mercado, porque una plantilla de calidad es una buena fuente de ventaja competitiva.

Ebook GRATIS: Que hace un líder