OBS Business School es la 1ª escuela de negocios 100% online reconocida por QS Stars, con la máxima distinción en la categoría Online Learning

Tips para mejorar tu inteligencia social

Blog |

Cuando hablamos de inteligencia, la mayoría de las personas directamente piensan en la inteligencia cognitiva, en la capacidad intelectual de cada uno. ¿A ti también te pasa?

Este tipo de inteligencia es la que más se ha potenciado desde las instituciones educativas, sin embargo, no es la única inteligencia que existe, ni la más importante.

Entre todas las inteligencias, cada vez se valora más la conocida como inteligencia social, en especial dentro del ámbito empresarial. ¿Desconoces las razones?

Importancia de la inteligencia social en el mundo laboral

La inteligencia social podemos definirla como la capacidad que se tiene para tratar con las demás personas e influir sobre su conducta.

¡Si! Todos nosotros somos seres sociales y estamos programados para vivir en sociedad. Aunque no todos tenemos las mismas habilidades, ¿verdad?

Aquellas personas que “tienen un don” para tratar con los demás, que siempre caen bien y saben qué decir, son personas con una gran inteligencia social.

Estas personas, son capaces de influir en la conducta de los demás y conseguir que las personas con las que trata den lo mejor de sí mismo. ¿Ves ahora la importancia?

Las empresas son cada vez más conscientes de las ventajas que ofrece tener un directivo con estas habilidades, una persona con inteligencia emocional y social, ambas van unidas de la mano.

Estos grupos de trabajo son más productivos, creativos y eficaces. Además,  traban en un ambiente laboral más relajado y sincero. ¡Todo son ventajas!

Cómo mejorar tu inteligencia social

Seguro que ahora mismo te estás preguntando qué puedes hacer tú para mejorar tu inteligencia social. ¿Es así? Pues toma nota de los siguientes consejos:

  • Escucha de manera activa. No se trata de oír lo que te dicen sin más. Detrás de cada palabra o frase hay más información de la que imaginas. Tienes que aprender a escuchar activamente, a saber no solo qué te está diciendo, también que te quiere decir, qué está transmitiendo. El tono de voz o el uso de determinadas palabras te pueden ayudar a comprender mejor el mensaje.
  • Observa. El ritmo de vida que llevamos muchas veces no nos deja tiempo para observar con detenimiento lo que sucede a tu alrededor. Dedícale unos instantes al día para saber qué sucede y aprender a descubrir cambios o novedades. ¡Te será de gran ayuda!
  • Mira a los ojos. Cuando hables con la gente, intenta mirar a los ojos. No es necesario que dejes tu mirada fija, eso incomoda, pero sí que la hables y escuches mirando a la cara y demostrando que te interesa lo que está contando.
  • Cuida tus gestos. La postura corporal y los gestos nos ofrecen mucha información. Saber interpretarlo y dominar esta lengua te ayudará a mejorar tu comunicación y tus relaciones con los demás. ¡Sonreír es clave!
  • Comunícate de manera asertiva. Por último, tienes que aprender a comunicarte de manera asertiva. ¿Cómo? La comunicación asertiva se aprende a través de la práctica. Puedes comenzar con estos ejercicios:

o   Expresa tus sentimientos y opiniones, teniendo en cuenta los de los demás.

o   Repite palabras y frases clave, para que la persona con la que hablas sepa que le estás escuchando.

o   Pide que te aclaren las cosas cuando no estés seguro de haberlo comprendido bien. Puedes hacerlo con un “¿entonces me estás diciendo que…?

o   Evita entrar en conflictos. A veces es mejor dejar la conversación y retomarla en otro momento.

¡Pon todos estos ejercicios en práctica y comienza a desarrollar tu inteligencia social!