Foto predeterminada blog

Tu Canal de YouTube: ¿cómo ofrecer Valor a tu audiencia Target?

Blog |

Seguro estás recibiendo al menos dos mails por día invitándote a Webinars de todo tipo, temática y color,  durante estos días de aislamiento social.


Es cierto que al pasar mucho más tiempo en casa, también tenemos más tiempo para asistir a los webinars que nos interesan. Pero en las últimas dos semanas la oferta se ha multiplicado y nos resulta imposible asistir en vivo a tantas propuestas. Y como “la abundancia de oferta, inhibe el deseo”, terminamos sintiéndonos frustrados porque por “indecisos”, al final no asistimos a ninguno.


La iniciativa que han tomado las empresas de todo tipo por “salir a ofrecer de forma gratuita” aprendizaje sobre nuevas herramientas digitales, sesiones de coaching, o ideas para potenciar tu eCommerce, me parece genial, porque es una excelente forma de mantenerse en contacto con sus audiencias target, brindando contenido de verdadero valor y de paso haciendo branding.


Pero cómo todo lo que estamos viviendo desde el comienzo de esta pandemia, la oferta se está volviendo caótica  y si no nos organizamos con esta nueva modalidad de entregar valor, no vamos a poder capitalizar a futuro la inversión de tiempo y esfuerzo que estamos realizando.


Por eso, creo que vale la pena parar unos días y junto al equipo de trabajo (cuanto más multidisciplinar, mejor) ponernos a planificar (cómo se planifica el contenido editorial de una revista o las redes sociales) y realizar un calendario que tenga secciones y dentro de éstas, unidades temáticas. Igual que un calendario editorial para redes sociales, el calendario de webinars debería contener las fechas en que se van a realizar (en vivo o van a ser publicados), revisar que los temas se entrelacen unos con otros para hacerlo más atractivo y tener preparados los contenidos, disertantes o instructores, para cubrir al menos 3 meses hacia adelante. Esto dará coherencia a la oferta, permitirá ir midiendo el interés y obtener algún feedback después para programar los siguientes 3 meses  y prepararlos con tiempo.


Pero lo que me parece clave para utilizar este tipo de contenidos (webinars) como parte de la estrategia de branding y relacionamiento, es el canal que vamos a utilizar para estos eventos.


Como mencioné al comienzo, la oferta aumenta y la mayoría son sincrónicos, en vivo y aunque la mayoría te dice, después de pedirte que te inscribas, que quedará grabado y si no pudiste asistir te enviarán el link por mail para que puedas verlo en otro momento, lo cierto es que el caos continúa porque volvemos a recibir un aluvión de mails con Links y hay que ser muy organizado con la bandeja de correo para que no queden perdidos en medio de toda la correspondencia que recibimos a diario.


Por eso, propongo el uso de YouTube (hoy la mayoría utiliza Zoom o plataformas similares). Pero YouTube nos permite “crear un canal gratuito”, de forma muy simple e intuitiva, donde tenemos la posibilidad (igual que en redes) de subir webinars grabados que respondan a esa planificación editorial que hicimos (se pueden grabar directamente desde Youtube) y además, cada tanto, hacer algún evento sincrónico.


Lo único que tenemos que hacer, una vez creado el canal y subido ya algunos webinars de valor, es comunicar por mail y redes, el link a nuestro Canal de YouTube para que la audiencia se suscriba. De esta forma, recibirán alertas cada vez que subamos un nuevo contenido. Y sólo utilizaríamos el mail para comunicar los Eventos en Vivo que no deberían ser más de 1 al mes.


YouTube es un canal que todo el mundo usa. La gente está habituada a suscribirse a los canales que le interesan, y al entrar en ese canal está todo el contenido ordenado, disponible para el momento en cada uno quiera verlo.


Para quienes ya vienen usando YouTube como Canal, todo esto les parecerá obvio, pero como las empresas sólo lo utilizan para pautar publicidad, no lo tienen in mente para esta nueva oferta de webinars formativos, que al realizarse por otras plataformas, con el tiempo van a quedar perdidos por el ciberespacio.


Una vez más, que “lo urgente no tape lo importante”. El esfuerzo para ofrecer webinars formativos es grande y vale la pena repensar dónde y cómo se están realizando, y evaluar si no sería más rentable concentrarlos en un canal de YouTube con suscriptores, no sólo para tener una biblioteca de contenidos valiosos ordenada, sino para construir relación con nuestro público que, si le interesa lo que ofrecemos, seguirá accediendo a nuestros webinars, aún cuando las actividades, tras pandemia, vuelvan a su cauce.