sector publico y privado

Un empleado público versus un empleado privado

Blog |

Los profesionales que trabajan en el sector público se piensan que el sector privado tiene mejores condiciones y beneficios, y los que trabajan en el sector privado en cambio piensan lo contrario. Por eso nos planteamos la dicotomía entre empleado público y empleado privado. Veamos.

¿Por qué se produce este fenómeno? ¿Es real la diferencia? ¿Es cierto que existe una transferencia importante de empleados del sector privado al público en los últimos años

Ebook GRATIS: La incidencia del factor humano

La diferencia entre una empresa pública y una empresa privada

Para entender esta dicotomía, es importante, en primer lugar, definir qué es una empresa privada y una empresa pública. Veamos:

La empresa pública

Una empresa pública puede variar su concepción entre un país y otro. No obstante, por norma general, se entiende como una corporación cuya propiedad pertenece de forma parcial o total al Estado, o sea, a su Gobierno.

Ahora bien, como decimos, dependiendo de la legislación vigente de cada país, la concepción de empresa pública puede variar. Por eso, existen Estados que consideran empresa pública a cualquier compañía con una participación económica gubernamental, aunque sea mínima, o bien en la que el gobierno interviene en las normas de propiedad o cumplimentación.

Existen estados que permiten la venta de parte de las empresas públicas, aunque suele ser en un porcentaje inferior al 49%. En estos casos, si las acciones superan el 51% en cuanto a propiedad privada, es común que deje de ser pública y pase a manos particulares.

También es común que las acciones de la empresa se vendan de forma pública, permitiendo que cualquier persona con el capital disponible necesario pueda comprarlas.

Las empresas públicas tienen igualmente la obligación de divulgar su información financiera sea cual sea su función y finalidad. Algunas entidades se centran en servicios de mantenimiento, otras de alumbrado, etc. El caso es que busquen el bien común de la comunidad a la que pertenecen.

La empresa privada

Por su parte, la empresa privada pertenece, como su propio nombre indica, a la iniciativa privada. Es decir, el capital pertenece a los inversores y a los dueños de la misma.

Por lo general, las empresas privadas cuentan con un consejo de administración que toma las decisiones fundamentales del funcionamiento. Es común que el mismo sea dirigido por el dueño, que actúa como presidente. Por lo tanto, es el consejo y su líder quienes trabajan por el buen funcionamiento de la compañía, de sus empleados, de sus clientes y proveedores, etc.

Aunque el capital de la empresa sea privado, también ha de cumplir con los requisitos que impone el Estado en cada país. Por ello se ven obligadas a pagar impuestos, seguros sociales, etc.

¿Cómo sabes si eres empleado público o empleado privado?

Ya has comprobado cómo funciona una y otra empresa. Dependiendo de la naturaleza de la misma, sabrás si trabajas en una empresa pública o privada. No obstante, para que esta información quede más clara, ahondemos más en las diferencias entre una y otra entidad.

Para ello, a continuación, te detallo las diferencias más relevantes, entre un sector y otro:

  • Instalaciones: por lo general las empresas públicas tienen instalaciones antiguas respecto a las empresas del sector privado, por lo que las compañías privadas brindan salas de juego, gimnasios y espacios de distensión a sus empleados.
  • Estabilidad: las empresas privadas manejan mucha más estabilidad, pues sus directivos, generalmente permanecen grandes periodos en los cargos de poder. Por lo cual, es probable que su permanencia en el trabajo no dependa del cambio de administración, algo que sí sucede con algunos de los empleados públicos, quienes corren el riesgo de ser removidos de su cargo cuando el jefe del sector cambia.
  • Horarios: el horario de trabajo de un empleado público suelen ser mucho más ameno que del empleado privado, dependiendo claro está de cada entidad y persona. El primero suele comenzar más temprano que el segundo, pero también desocuparse antes. En general, en el sector público se cumplen jornadas de unas 7 horas, mientras que en el privado de unas 9.
  • Vacaciones: el trabajador de empresa privada tiene una cantidad determinada de días de vacaciones, (regularmente 30 días naturales). No obstante, el empleado estatal tiene más días de descanso y, en general, puede gozar de pequeñas vacaciones en diferentes épocas del año.
  • Licencias: el trabajador estatal cuenta con la virtud de tomarse muchas y diferentes licencias, lo cual no ocurre en el empleo privado.
  • Salario: regularmente, en cargos altos, el salario que percibe un trabajador público tiende a ser muy inferior al del que trabaja en una empresa privada, pero en ocasiones mandos medios y técnicos, los puestos públicos sí conllevan una ventaja.

Ventajas y desventajas de la empresa privada y pública

En concreto ¿qué ventajas y desventajas existe para trabajar, ya sea en el sector público o privado, más significativas?

Las ventajas que destacan de trabajar para el Estado y son:

  1. Estabilidad laboral, es menor el riesgo de despido.
  2. Beneficios laborales, que incluyen seguro de salud, jubilación, vacaciones, etc.
  3. Rotación de puesto, es decir, cambiar de área pero manteniendo los mismos beneficios.
  4. Horarios fijos, o sea, los horarios son respetados a cabalidad, aunque en algunos casos se trabaja mayor tiempo como por ejemplo el sector salud y educación.

Entre las desventajas de trabajar para el Estado tenemos:

  1. Bajos salarios.
  2. Escasa probabilidad de ascender en lo profesional y/o laboral.
  3. Nula probabilidad de aumento de sueldos, y las funciones suelen hacerse rutinarias.

Ahora bien, entre las ventajas de trabajar para el sector privado tenemos:

  1. Salarios altos, según el puesto y la carrera profesional a ejercer.
  2. Conseguir aumento de sueldo, pues este incentivo se debe a que las empresas cumplen metas que benefician a todo su personal.
  3. Posibilidad de desempeñarse en otros sectores, ya que esto se debe por el resultado de méritos propios.
  4. Mejores instalaciones, lo que se debe a que los empleadores se preocupan por la comodidad de sus trabajadores.
  5. En algunas empresas se otorgan algunas facilidades, como por ejemplo movilidad para traslado, smartphone con línea corporativa, coche de empresa, etc.

Ambas instituciones tienen sus pros y sus contras. Todo depende de lo que llame tu atención para que puedas desempeñarte y sentirte realizado como empleado público o empleado privado.

Ebook GRATIS: La incidencia del factor humano