Foto artículo del blog de OBS

Agente de la propiedad industrial, ¿por qué contratar sus servicios?

Blog |

Cuando cualquier persona se encuentra interesada en realizar un registro relacionado con la propiedad industrial necesita contar con el trabajo de un agente de la misma. Este tipo de profesional proporciona unos servicios fundamentales que resultan imprescindibles si queremos hacer un registro de manera oficial. Sus responsabilidades incluyen la asistencia de los interesados, su representación y el asesoramiento en cada uno de los procesos.

Ebook GRATIS: Gestión Empresarial

Confiando en profesionales bien preparados

Lo que todos los clientes de un agente de la propiedad industrial quieren es poder confiar en él sabiendo que este se ocupará en todo momento de defender sus derechos. Esta defensa se producirá en cualquier tipo de contacto que se lleve a cabo con las administraciones competentes.

Por lo tanto, el trabajo que lleva a cabo este profesional actúa a modo de intermediación entre el cliente que quiere realizar la presentación del registro y la entidad correspondiente donde se va a llevar a cabo el mismo. Su trabajo es una garantía en la que se pueden apoyar las personas tanto físicas como jurídicas para estar protegidas en el proceso registros de obras, patentes, marcas, diseños o cualquier otro tipo de idea.

¿Cómo tiene que ser un agente de la propiedad industrial?

Es frecuente que este tipo de profesión se recomiende a aquellos profesionales que se dedican al sector de la administración o de la abogacía. Son personajes que ya disponen de conocimientos especializados y que también cuentan con la vocación de apoyar y dar soporte a personas físicas que necesiten su apoyo. Por otro lado, es necesario que estos profesionales conozcan todo aquello relacionado con la propiedad industrial y el derecho, siendo obligatorio mantenerse actualizados respecto a las últimas novedades y cambios que se produzcan en las leyes.

Otro de los requisitos para poder destacar en esta profesión es que tengamos don de gentes y capacidad para tratar con los distintos clientes que podamos tener. El motivo de ello es que habrá que acompañar a las personas que contraten nuestros servicios paso a paso, por lo que será necesario tener una personalidad abierta y un carácter de apoyo con quienes lo necesiten en los buenos o malos momentos. Como otros requisitos, estos agentes tienen que llevar a cabo el depósito de una fianza especial en la oficina de patentes de España, estar inscritos de forma oficial en el colegio oficial que reúne a todos los agentes y haber llevado a cabo la contratación de un seguro que cubra la responsabilidad civil de su trabajo.

¿Por qué contratar sus servicios?

Si la figura que representa este profesional está tan demandada es porque no hay duda de su utilidad y de lo mucho que pueden cambiar la facilidad con la que se realice el proceso de registro. En parte su buena imagen se encuentra arropada porque estos profesionales son los que mejor preparados están para proteger los derechos de las personas físicas y de sus propiedades industriales. Su trabajo se convierte en una pieza importante en todo el proceso y siempre se enfoca a conseguir el éxito y satisfacción por parte de los clientes. Es común que sean profesionales que fomenten el proporcionar un servicio que no solo sea de calidad, sino que al mismo tiempo haga gala de un buen precio y que ofrezca transparencia completa en todos los pasos.

Esto ha llevado a que estadísticas recientes indiquen que en España un 80% de los registros que se realizan de propiedad industrial se lleven a cabo por medio del apoyo de un agente especializado. La profesión está en auge y será algo que continuará en el futuro a la vista de lo importantes que son estos agentes cuando queremos registrar una idea o patente.

Ebook GRATIS: Gestión Empresarial