Foto predeterminada blog

Análisis empresa a través de la ventana de Johari

Blog |

Un análisis empresa implica llevar a cabo una serie de observaciones y reflexiones a partir de datos tanto objetivos como subjetivos:



  • Un ejemplo de dato objetivo lo encontramos, por ejemplo, en la medición del incremento porcentual de las ventas respecto al año anterior o el gasto en logística.

  • Por otro lado, un dato subjetivo puede ser el nivel por debajo del cual ese incremento porcentual ha sido deficiente o si el gasto en logística es aceptable.


En este post vamos a ver una herramienta que nos permitirá hacer análisis empresa combinando estos dos tipos de datos: la ventana de Johari.


 


Ebook GRATIS: Innovacitón en la empresa

¿Qué es la ventana de Johari?


 


La ventana de Johari es un modelo diseñado para realizar un análisis personal. Sin embargo, nosotros veremos cómo trasladarlo a un análisis empresa, ya que puede proporcionar perspectivas muy valiosas.


Se compone de cuatro cuadrantes, cada uno de ellos formado por dos variables:



  1. Lo conocido por mí y conocido por los demás. Forma el área de la información pública.

  2. Lo conocido por mí, pero desconocido por los demás. Esta área corresponde a los secretos.

  3. Lo desconocido por mí, pero conocido por los demás. Se corresponde con los puntos ciegos de uno mismo.

  4. Lo desconocido por mí y por los demás. Es una zona en la que hay que investigar para saber qué no sabemos y por qué no lo sabemos.


Como comentábamos arriba, este es un modelo para que una persona pueda analizarse a sí misma, por lo que se usa con frecuencia en inteligencia emocional. Sin embargo, nosotros vamos a ver cómo aplicarlo a un análisis empresa.


 


Análisis empresa a partir de la ventana de Johari


 


Ahora que conocemos los cuatro cuadrantes que componen la ventana de Johari, veamos lo que cada uno de ellos puede ayudarnos a analizar:



  1. Lo conocido por mí y conocido por los demás. Aquí incluiremos toda la información que forme parte de la comunicación externa de la empresa. Es decir, todo aquello que se sabe tanto a nivel interno como por parte del mercado. Nos servirá principalmente para analizar los siguientes cuadrantes.

  2. Lo conocido por mí, pero desconocido por los demás. En este caso, nos encontramos con información que solo se conoce a nivel interno: secretos, datos confidenciales… Debemos preguntarnos por qué esa información se localiza en este cuadrante y si hay algún dato dentro de la información pública que puede permitir a personas externas revelar alguno de nuestros secretos.

  3. Lo desconocido por mí, pero conocido por los demás. Entramos en un terreno subjetivo, concretamente desde la perspectiva del mercado general y, más concretamente de nuestro público objetivo. ¿Cómo perciben desde fuera a nuestra empresa? ¿Coincide con cómo la percibimos nosotros desde dentro? ¿Es positiva o negativa esa percepción? En caso de que sea negativa, ¿podemos emplear alguna información pública o, incluso, alguno de nuestros secretos para corregirla?

  4. Lo desconocido por mí y desconocido por los demás. Nos encontramos aquí con oportunidades de negocio que todavía no han sido detectadas ni por nosotros ni por nuestra competencia. La pregunta que debemos hacernos es cómo podemos aprovechar nuestros secretos o, incluso, la información pública para detectar esas oportunidades y explotarlas antes de que otras empresas las encuentren.


Como vemos, un análisis completo a través de esta herramienta podrá revelar información tanto presente como futura, lo cual desembocará en posibles estrategias muy prometedoras.


Es buena idea llevar a cabo este tipo de análisis antes de crear una empresa, aunque los datos solo podrán ser actuales y futuros, lógicamente. Si quieres aprender más al respecto, te invitamos a visitar nuestro Master en Innovación y Emprendimiento.


Ebook GRATIS: Innovacitón en la empresa