OBS Business School es la 1ª escuela de negocios 100% online reconocida por QS Stars, con la máxima distinción en la categoría Online Learning

¿Eres un intraempredendedor?

Blog |

De un tiempo para acá, la palabra intraemprendedor se ha hecho recurrente en el vocabulario de la gestión empresarial. La escuchamos a menudo en charlas, debates, conferencias y eventos propios del área como si fuera una más.


Lo primero que podríamos pensar al oírla es que se trata de una nueva modalidad de emprendedor que ha aparecido en el mercado, sobre todo ahora que la tendencia es apostar por la autonomía financiera y montar negocios propios. ¿Quién no sueña con abrir su propia tienda y posicionarla?


Sin embargo, esta definición no es correcta. El intraemprendedor es aquella persona que trabaja para una empresa determinada y cuya función principal es la generación de ideas, propuestas e iniciativas que le aporten valor a la compañía.


 


Intraemprendedor y emprendedor, ¿son lo mismo?


La generación de ideas novedosas es la principal semejanza entre un emprendedor y un intraemprendedor. Sin embargo, aunque su función sea básicamente la misma, los dos términos tienen diferencias formales. Veamos en qué consisten:



  • El intraemprendedor es un asalariado, es decir, está en la nómina de una empresa y tiene, por tanto, una vinculación laboral con ésta. El emprendedor, en cambio, trabaja para sí mismo.

  • Las ideas o acciones del intraemprendedor no son de uso personal; dado el vínculo de éste con la empresa, siempre deben estar a disposición de la compañía con el objetivo de generar ventajas competitivas. Por el contrario, las ideas del emprendedor son solamente suyas.


 


¿Cuáles son las características de un intraemprendedor?


El intraemprendedor está asociado al personal altamente cualificado o cuyo talento suponga ventajas competitivas para las empresas. Hoy día, este tipo de profesionales se valoran de forma especial por los responsables del área de Recursos Humanos o por reclutadores de talento; son la diana a la que apuntan.


Ahora bien, ¿cómo reconocer a un intraemprendedor? ¿Qué le hace diferente al resto de trabajadores? Mira las siguientes características y hazte una idea:



  • Es una persona curiosa por naturaleza y que busca alternativas que le permitan marcar la diferencia. Nunca transita por caminos ya esbozados; traza los propios y echa a andar confiado en el alcance de sus ideas.

  • Tiene iniciativa y se mueve con soltura en ambientes de trabajo distendidos, donde cuente con la libertad suficiente para crear iniciativas y concebir ideas que generen una innovación disruptiva.

  • Sabe desenvolverse en todos los niveles de la empresa; es decir, tiene la capacidad de mirar los procesos de manera integral. Sus ideas pueden surgir desde cualquier ángulo y en cualquier momento.

  • Es constante, disciplinado y, sobre todo, tiene una mirada particular de la realidad; huye de los tópicos y las convenciones.

  • Tiene un alto poder de convocatoria para que el resto de colaboradores apoyen sus ideas. De hecho, se caracteriza por una comunicación eficaz a la hora de exponerlos. Sabe convencer y persuadir a quienes tienen la última palabra (o los recursos) para poner en macha sus múltiples iniciativas.


 


Si tu función es generar nuevas ideas, propuestas o iniciativas en la empresa a la que estás vinculado y posees algunas o todas de las características anteriores, no les des más vueltas al asunto: ¡eres un intraemprendedor!


 


Imagen eliminada.