Foto predeterminada blog

Estudiar marketing digital y sus 4 ventajas principales

Blog |

Estudiar marketing digital nunca ha sido una oportunidad tan buena como lo es ahora. En este post te hablamos de las ventajas de elegir dicha formación.

Ebook GRATIS: Formación Project Management

  • Estudiar marketing digital: ventaja #1

La primera ventaja de estudiar marketing digital que destacamos es, por supuesto, la extrema necesidad que esta área supone en cualquier currículum vitae.

Independientemente de si tu objetivo es trabajar por cuenta ajena o por cuenta propia, incluso creando tu propia empresa, hay una serie de aspectos innegables en el mercado actual:

  1. Todas las tendencias crecientes apuntan a la digitalización, es decir, al paso de otro tipo de formatos físicos al formato digital.
  2. Tanto las empresas como las instituciones, así como cualquier otro colectivo, necesita el marketing para dar a conocer a su público objetivo su misión y su visión, sus productos y sus servicios, su filosofía y sus políticas… Y dada la tendencia digital creciente que apuntábamos arriba, la forma predominante de transmisión es y seguirá siendo la digital.
  3. A día de hoy, es raro el caso de la marca, empresa, institución o colectivo que no dispone de un perfil o página en redes sociales. Estas ocupan, sin lugar a dudas, un espacio protagonista en cualquier marketing digital.
  4. Así como con las redes sociales, ocurre lo mismo en otros canales de comunicación: desde los más obvios como el correo electrónico, que ha sustituido en un elevadísimo porcentaje al correo postal, a otros más selectivos como el networking que se realiza a través de videollamadas u otras fórmulas digitales que permiten ahorrar tiempo y recursos.

Por todo ello, estudiar marketing digital no se ha convertido solo en una forma de proporcionar valor añadido a un currículum vitae. A día de hoy es una necesidad, ya que es algo requerido en cualquier área del mercado.

  • Estudiar marketing digital: ventaja #2

Por supuesto, además de cubrir con esa necesidad esencial que supone tener un dominio mínimo del marketing digital, existen las especializaciones y profesionalizaciones como forma de conseguir un valor añadido y/o diferencial.

Estudiar un máster en marketing digital puede proporcionarte esa especialización que te permitirá destacar sobre otros profesionales. Así, existen especialistas en distintas áreas:

  1. Desarrollo web
  2. Comercio electrónico
  3. Community management
  4. Analítica y medición
  5. Planificación de campañas publicitarias
  6. SEO y SEM
  7. Tipos de marketing asociados al entorno digital: de afiliación, permission, e-mailing…
  8. CRM y ERP
  9. Experiencia de usuario

O también puedes cubrirlas todas de forma genérica y convertirte en un profesional más versátil. La decisión es tuya, aunque cualquiera de las dos tiene un gran futuro.

  • Estudiar marketing digital: ventaja #3

Además de proporcionarte conocimientos, estudiar marketing digital también te proporciona una serie de habilidades o competencias que son imprescindibles en cualquier trabajo relacionado con ello.

Obviando las elementales, como puede ser la alfabetización digital que ya damos por supuesta, algunas de las más destacables son las siguientes:

  1. Intuición digital. Llamamos así a la soltura que permite encontrar el botón, comando, instrucción o información necesaria en el momento requerido. Quienes tienen desarrollada su intuición digital son capaces de encontrar cualquier dato en Google en cuestión de segundos, saben qué icono representa a cada opción dentro de una interfaz de usuario o tienen la capacidad de aprender a utilizar un nuevo programa informática más rápidamente que la media, por poner algunos ejemplos.
  2. Resolución de problemas. Al estudiar marketing digital, adquieres inherentemente una serie de habilidades que desembocan en la habilidad mayor de dar solución a un problema surgido en el entorno digital. Si un correo electrónico no se envía, si no encuentras determinado archivo o si alguien responde de forma problemática en una de tus redes sociales, sabrás cómo resolverlo.
  3. Creación de contenidos. A pesar de que todo puede digitalizarse, no es lo mismo crear contenidos en formatos físicos como el papel que en formatos digitales. Quien estudia marketing digital adquiere una serie de destrezas implícitas que le permiten crear con mayor soltura vídeos, gifs animados, banners y otros formatos tan necesarios para el marketing digital.
  4. Comunicación adaptada. No comunicamos del mismo modo hablando que por escrito, y dentro de lo escrito hay variaciones sustanciales en función del canal. En el internet actual, en el que se basa el marketing digital, existen convenciones y fórmulas comunicativas que quienes dominan el área han interiorizado y emplean de forma natural. Hablamos de cuestiones como los like, los hashtag, las URL, los clickbait, las stories o los RT. Si no conoces alguno de ellos, sin duda te vendría bien estudiar marketing digital ;)
  • Estudiar marketing digital: ventaja #4

Y por supuesto, además de todo lo anterior, estudiar marketing digital te permite aprovechar al máximo todas las oportunidades que esta forma de marketing conlleva.

Entre ellas destacamos las siguientes:

  1. Baja inversión económica por publicidad. Anunciarse en internet es mucho más económico que hacerlo en los medios convencionales como la prensa o la televisión. Es cierto que, en estos últimos, un solo anuncio podía impactar en cientos de miles de personas al mismo tiempo. Sin embargo, los formatos publicitarios en internet, así como las formas de pago basadas en el CPC o el CPM, permiten orientar mucho mejor la comunicación hacia el público objetivo.
  2. Facilidad para crear comunidades virtuales. Si una marca consigue que un grupo de personas se reúna en torno a ella, habrá dado un gran paso para fidelizar a esa clientela actual o potencial. Es lo que ocurre con las páginas de Facebook, los canales de Youtube o los canales de Telegram.
  3. Extrema facilidad para medir los resultados. Internet proporciona instrumentos y herramientas que permiten al usuario obtener unas métricas exactas y relativamente rápidas sobre cada uno de sus canales de comunicación. Además, implementarlas por uno mismo es sencillo si antes has estudiado un master en marketing digital.
  4. Alta flexibilidad. Si tras las medición observamos que los resultados son menores de los esperados, el marketing digital permite ajustarlos y cambiarlos en cualquier momento. Por este motivo, las estrategias de marketing en internet son mucho más flexibles que en el marketing offline.

Si quieres convertirte en un profesional de referencia respecto a todo lo que hemos hablado en este post, te aconsejamos visitar nuestro Master en Marketing Digital y E-commerce.

Ebook GRATIS: Formación Project Management