Foto predeterminada blog

Las startups que innovan en un ecosistema emprendedor tienen más posibilidades de sobrevivir

Blog |

Uno de los mayores riesgos a los que se enfrenta una empresa, sea cual sea su tamaño, es que no esté atenta a los cambios que se producen en su entorno y como consecuencia acabe desapareciendo”. Con esta frase empieza el informe publicado por OBS Business School titulado “Innovación empresarial a través de las startup” dedicado a la Emprendeduría Corporativa.


 La Emprendeduría Corporativa a la que también se cita como Corporate Venturing es una línea estratégica que pueden seguir las empresas que quieren ampliar el campo de juego de su sistema de innovación promoviendo el desarrollo de productos y servicios diferenciales que puedan acabar formando parte de la oferta comercial a sus clientes. Pero además es una oportunidad de potenciar nuevos modelos de negocio fuera de la estructura existente que normalmente es reacia a las novedades y a los cambios de paradigma que provocan que tengan que salir de su zona de confort.


Aunque parezca que este concepto de emprendeduría corporativa es reciente y novedoso la realidad es que la descripción formal y académica de sus bases filosóficas y conceptuales se retrotrae al año 1985 cuando el considerado padre de la gestión empresarial moderna Peter F. Drucker publicaba el libro “Innovation and Entrepreneurship”. Un libro de recomendable lectura y que nos da una visión de la innovación y la emprendeduría que a cuando hace ya más de 30 años de su publicación mantiene su vigencia; y es sin duda la fuente de la que beben muchos de los libros sobre innovación escritos posteriormente que proponen nuevos conceptos que no son más que reescrituras con nuevas palabras de lo que ya había explicado Drucker, es decir, Nihim novum sub sole.


Mediante la emprendeduría corporativa tenemos la opción de apoyar la creación o el crecimiento de startups que puedan desarrollar innovaciones que consideramos tendrían más complicado su camino dentro de nuestra empresa que fuera de ella.  Esto también nos permite una diversificación de los negocios desde los mercados tradicionales a nuevos mercados en los que la empresa no se había planteado entrar. Pero además los riesgos inherentes a la innovación, si se focalizan en una startup fuera de la estructura rígida de una empresa consolidada, pueden afrontarse con mayor agilidad y con operativas menos formales. Y una ventaja adicional es que si finalmente la idea no obtiene el éxito esperado sea porque no es fabricable, o no es viable su comercialización o porque los potenciales clientes no la escogen como opción preferente  es viable, su cierre no tiene el mismo impacto en la imagen de la empresa tanto interna como externamente que si es un proyecto propio.


Las diferentes herramientas que pueden utilizarse como líneas estratégicas de emprendeduría corporativa son: las Incubadoras, las Aceleradoras, el Venture Capital y el Venture Builder. 



  • Incubadora corporativa. Es un entorno con el objetivo de  incentivar la creación de startups que vayan a desarrollar una idea surgida dentro de la empresa. La ventaja es que la startup puede tener acceso no solo a los recursos financieros y logísticos de la empresa sino que sobre todo tiene acceso a todo el ecosistema que se relaciona con la empresa, es decir, su red de proveedores, su red de clientes, su red de mercados,…

  • Aceleradora corporativa. Es un entorno organizado que tiene como objetivo principal apoyar a startups ya creadas, y con una idea en forma de producto o servicio ya desarrollados en un determinado nivel. Una diferencia con la incubadora es que también pueden incorporarse startups creadas fuera de la empresa.

  • Venture Capital corporativo. Es un fondo de inversión de capital riesgo mediante el cual la empresa aporta capital a startups, normalmente externas a la empresa, para consolidar su estrategia de crecimiento. Las startups a las que se financia ya son empresas con su propia sede independiente y con su negocio más consolidado. Una característica de este tipo de capital riesgo es que no busca prioritariamente la rentabilidad financiera sino que lo su objetivo principal es la obtención de una rentabilidad estratégica para la empresa. 

  • Company Builder y Venture Builder. Es una variación distintiva en el concepto de incubadora basado en el denominado “copycat”, es decir, se incentiva la creación de empresas basadas en copiar a otras startups que ya existen en países o entornos más desarrollados, y en los que ese modelo de negocio ya está funcionando.


Todas estas herramientas pueden verse favorecidas por la existencia en su entorno de ecosistemas emprendedores (también conocidos como hubs). Un ecosistema emprendedor es un contexto que facilita la creación de empresas y proyectos empresariales que puede ser inducido desde el sector público, el sector privado o una colaboración público-privada. Las variables que se piensa que determinan un ecosistema emprendedor son: la densidad de startups, la disponibilidad de inversión, la madurez, el talento especializado, la educación y un entorno favorable.


A la hora de determinar cuáles son los principales ecosistemas emprendedores del mundo existen diferentes informes; uno de ellos es el Global Startup Ecosystem Report 2017 publicado por Startup Genome en el que se cita como ecosistemas de mayores conexiones globales por área geográfica a: Johannesburgo en África, Singapur en Asia-Pacífico, Tel Aviv en Europa, Ciudad de México en Latinoamérica y Silicon Valley en Norteamérica. A lo que se añade una descripción de los más importantes clústeres por regiones geográficas que son:



  • en África: Cape Town, Johannesburgo y Lagos;

  • en América: Atlanta, Houston, Ciudad de México, Montreal, Ottawa, Quebec, Santiago, Sao Paulo y St. Louis;

  • en Asia-Pacífico: Kuala Lumpur, Melbourne, Nueva Zelanda, Seúl y Sri Lanka

  • y en Europa: Barcelona, Estonia, Frankfurt, Helsinki, Jerusalén, Lisboa, Malta y Moscú.


Como podemos observar la localización de ecosistemas emprendedores ya es global, por lo que cualquiera en cualquier parte del mundo puede tener un entorno cercano para crear su startup con mayores posibilidades de hacer que eche raíces y crezca.


 


Nota: El informe “Innovación empresarial a través de las startup” lo podéis solicitar aquí.