Foto artículo del blog de OBS

Liderazgo transformacional: 3 consejos

Blog |

En un post anterior hablábamos acerca de los tipos de liderazgo más empleados en el sector empresarial. Como veíamos en él, el objetivo del liderazgo transformacional es “influir y transformar positivamente a los grupos de trabajo para la consecución de objetivos. Se basa en la inspiración, la motivación y el entusiasmo. Algunas empresas lo usan como el complemento del estilo de liderazgo transaccional, basado, recordemos, en los resultados”.

Ebook GRATIS: Que hace un líder

A pesar de que también habíamos dedicado un post específico para comentar algunas de las técnicas del liderazgo transformacional, en el presente veremos otros aspectos más detallados y avanzados sobre el mismo.

Liderazgo transformacional, influencia y persuasión

Como recordábamos arriba, el liderazgo transformacional se caracteriza por influir en los grupos de trabajo para transformarlos. Dicha transformación implica, principalmente, un cambio positivo de actitudes.

Pero ¿cómo logra el buen líder influir en su equipo? Para responder a esta pregunta, primero debemos distinguir el término influencia del término persuasión, ya que ambos se suelen utilizar indistintamente cuando, en realidad, tienen ligeros matices que los diferencian:

  1. La persuasión implica convencer a alguien, a través de argumentos y razonamientos lógicos, de que tu punto de vista es el correcto para que actúe de acuerdo con él. El principal problema de la persuasión en el entorno laboral es que las personas que se encuentran en un peldaño superior del organigrama pueden creer que realmente están persuadiendo a sus subordinados para que actúen convencidos de que su punto de vista es el correcto, cuando en realidad ellos aceptan sus argumentos por temor o por no discutir.
  2. La influencia es la capacidad para conseguir que alguien haga algo sin tan siquiera pedirle que lo haga ni convencerle de ello. Es decir, en el buen liderazgo transformacional, la figura y el ejemplo del propio líder son suficientes para que su equipo se convenza de que el punto de vista del mismo son los más adecuados.

Por lo tanto, a pesar de que la persuasión no debe descartarse nunca, siempre que sea posible debemos recurrir a la influencia si queremos utilizar realmente el liderazgo transformacional como base de un cambio actitudinal.

Liderazgo transformacional y posibilidades comunicativas

Derivado del punto anterior y de lo que comentábamos sobre la influencia, vemos que es necesario que los miembros del equipo se comuniquen con el líder para poder ofrecerles su punto de vista. Así es como el líder podrá saber si realmente está consiguiendo influir en ellos o no.

Por lo tanto, el liderazgo transformacional necesita incorporar herramientas y fórmulas para que los miembros del equipo puedan trasladar sus puntos de vista. Estas pueden ser anónimas o no, aunque el anonimato siempre contribuye a que cada uno pueda expresar libremente lo que piensa sin temor a lo que digan los demás. Un buzón de sugerencias, sea físico u online (todos desde la misma cuenta de e-mail para preservar el anonimato), puede ser una buena solución.

Liderazgo transformacional y ganas de aprender

Otro cambio de actitudes presente en el liderazgo transformacional es aquel por el que los miembros del equipo sacan de ellos mismos la motivación necesaria para adquirir nuevos conocimientos y destrezas.

No es ningún secreto que, en el entorno empresarial actual, las personas más productivas son aquellas mejor formadas y entrenadas en determinadas habilidades como la oratoria, la gestión del tiempo o la inteligencia emocional. Por lo tanto, si queremos trabajadores productivos en nuestra empresa necesitaremos que se encuentren en continuo aprendizaje.

Para lograrlo, muchas empresas imponen a sus trabajadores una serie de formaciones que muchos no reciben con gusto y que otros consideran una pérdida de tiempo. Lo ideal, y aquí es donde cobra importancia el liderazgo transformacional, es lograr que adquieran una actitud que les impulse a ser ellos mismos quienes demanden las acciones formativas que consideran necesarias.

La empresa puede proporcionarles información acerca de las posibilidades que existen, pero siempre surtirán más efecto si sale de ellos pedirlas. El gran líder transformacional consigue que su equipo adquiera esta preocupación por mantenerse actualizado y formado.

Y por supuesto, el propio líder también debe estar perfectamente formado sobre cómo funciona el liderazgo transformacional si quiere llevarlo a cabo con éxito. Para ello, existe nuestro Master en Coaching Directivo y Liderazgo.

Ebook GRATIS: Que hace un líder