Foto artículo del blog de OBS

Motivación personal: definición, impulso e importancia

Blog |

La motivación personal es indispensable para alcanzar objetivos, aunque todos sabemos que lograrla no es fácil, requiere mucha disciplina y determinación. Quienes no escatiman en sus esfuerzos por conseguirla y mantenerla, llegan alto en su carrera profesional. ¿Te gustaría conocer cuál es su secreto?

¿Qué es la motivación personal?

La motivación personal o automotivación es tener el impulso y el entusiasmo para lograr algo sin la supervisión o influencia de otros. Cuando un individuo está motivado, se siente más realizado y ve posible alcanzar sus objetivos.

Ebook GRATIS: Que hace un líder

Contar con capacidad de automotivación es una gran ventaja, ya que puede mejorar la calidad de vida, además de desempeñar un papel importante en el desarrollo profesional, la productividad e incluso la satisfacción laboral del individuo.

¿Cómo lograr la motivación personal?

Para disfrutar de los beneficios de la motivación personal, primero, es preciso saber qué nos motiva. Aunque puede parecer obvio, sin ser conscientes de cuáles son nuestras motivaciones, no podemos enfocar nuestra energía en alcanzar objetivos. Además, hay que tener en cuenta que las cosas que nos motivan cambian a lo largo de nuestra vida, según se transforman nuestras necesidades, lo que repercute en el modo en que priorizamos nuestras metas.

La motivación personal es una de las claves del éxito de la trayectoria profesional de algunos individuos. Son personas que han sabido canalizar su deseo de hacer un esfuerzo y han conseguido mejorar su rendimiento, alcanzando los objetivos que se habían fijado en el plano laboral.

Vista así, la motivación personal es multidimensional, combina elementos de necesidades, intereses y características de personalidad que reflejan el estímulo, la dirección y la persistencia de los comportamientos relacionados con la carrera. La motivación personal aplicada a la perspectiva profesional se construye en base a tres dominios.

  1. La visión profesional: es el estímulo energizante. Podría definirse como la capacidad de las personas de ser realistas sobre sí mismas y sus carreras. Las personas con un alto conocimiento de la carrera tienen una comprensión precisa de sus fortalezas y debilidades y establecen objetivos profesionales más claros.
  2. La identidad profesional: aporta el componente de dirección. Esta es la medida en que las personas se definen por sus carreras. Está vinculada conceptualmente con el compromiso laboral, el compromiso organizacional y la ciudadanía organizacional. Las personas con una alta identidad profesional están muy involucradas en sus trabajos, sus organizaciones y / o sus profesiones. Se esfuerzan por el avance, el reconocimiento y buscan un papel de liderazgo.
  3. La resiliencia profesional: es el componente de persistencia. Esta es la capacidad de adaptarse a las condiciones cambiantes y superar las barreras profesionales. La resiliencia se relaciona conceptualmente con la necesidad de tranquilidad, la capacidad de superar barreras, la resistencia, la autoeficacia, la asertividad y la motivación de logro. Las personas que tienen una alta capacidad de recuperación profesional creen en sí mismas, necesitan alcanzar sus metas laborales y están dispuestas a asumir riesgos razonables para hacerlo.

¿Por qué necesitamos motivación personal?

Los tres componentes de la perspectiva profesional de la motivación personal, la resiliencia, el conocimiento y la identidad, no son igual de fáciles de mantener. Aunque, de todos, la resiliencia es el menos propenso a cambiar, sí que podría mejorar su se ve respaldada por un refuerzo positivo y oportunidades de aprender y alcanzar.

Sin embargo, el conocimiento y la identidad profesional son el resultado del procesamiento de la información y, por ello, pueden verse afectados más fácilmente por la retroalimentación y los cambios en las condiciones de la situación:

  • La información sobre la carrera profesional se ve afectada por el apoyo a la fijación de objetivos. Este, a su vez, está relacionado con la información sobre trayectorias profesionales alternativas, el asesoramiento para establecer objetivos profesionales, la flexibilidad organizacional, las oportunidades de cambio y la claridad de los procesos organizacionales (como las decisiones de evaluación y promoción).
  • La identidad profesional está influenciada por el fomento de la profesionalidad, el refuerzo del compromiso organizacional (por ejemplo, bonificaciones salariales), oportunidades de liderazgo y programas que reconocen y recompensan el desempeño.

Está claro que las condiciones situacionales influyen en los dominios de motivación profesional y los comportamientos de los individuos en relación con sus carreras. Al mismo tiempo, los diferentes dominios que conforman la motivación personal en el plano laboral se influencian entre sí, dando lugar a distintos patrones de desarrollo profesional.

La resiliencia profesional prepara el escenario para una visión profesional significativa (por ejemplo, receptividad a la retroalimentación), que, a su vez, influye en el establecimiento de una identidad profesional alcanzable.

Es probable que las personas que son resistentes al comienzo de sus carreras utilicen información sobre sí mismas y el entorno para desarrollar una visión profesional precisa y una identidad profesional realista. Gracias a ello, podrán superar las barreras profesionales y, si es necesario, redirigir sus carreras. No obstante, el fracaso o la retroalimentación negativa severa pueden socavar la capacidad de recuperación.

Además de prepararse y no dejar de adquirir nuevas habilidades para aumentar la capacidad de adaptación a los cambios en el entorno profesional, los individuos necesitarán el apoyo de sus organizaciones.

Teniendo en cuenta lo importante que es la motivación personal en términos de productividad y satisfacción en el trabajo, las empresas pueden optar por poner a disposición de sus empleados programas de coaching que les ayuden a enfocarse en sus fortalezas e ir trabajando para pulir los puntos débiles y transformarlos en oportunidades.

De manera simultánea, las organizaciones podrían diseñar un modelo de gestión que apoye el desarrollo profesional. En el marco de este enfoque, la resiliencia profesional se reforzaría a través de oportunidades de logro, recompensas por la innovación, la preocupación interpersonal y el refuerzo positivo por un trabajo excelente. El conocimiento de la carrera profesional se vería respaldado al proporcionar información sobre el avance profesional y el desempeño, para alentar el establecimiento de objetivos; y la identidad profesional se respaldaría al proporcionar desafíos laborales, oportunidades de crecimiento profesional y oportunidades de liderazgo y avance dentro de la empresa.

¿Tienes la motivación personal necesaria para alcanzar tus metas? ¿Crees que tus empleados podrían beneficiarse de un mayor autoconocimiento que les permitiera impulsar su motivación personal?

Ebook GRATIS: Que hace un líder