analisis financiero

Análisis financiero de una empresa, pasos para realizarlo

Blog |

Con el análisis financiero de una empresa lo que estamos haciendo no es un índice o una contabilización de gastos e ingresos, sino creando un mapa sobre el cual se asentará la toma de decisiones financieras. Al hacerlo estaremos asegurando el buen rendimiento de la compañía a muchos niveles, dado que para el buen desarrollo de la misma tenemos que conocer hasta el último de los detalles financieros del negocio.

Todas las empresas, ya sean pequeñas o grandes, tienen que pasar por el proceso del análisis financiero, aunque de su tamaño y estructura dependerá la cantidad de indicadores que se analizarán. Al hacer el análisis tendremos la oportunidad de realizar una valoración de las cifras que representan a la empresa, saber si las decisiones que estamos tomando son positivas y qué margen tenemos para continuar creciendo sin sobresaltos. ¿Pero cómo realizarlo?

Para empezar, antes de hablar sobre cómo realizarlo y qué aspectos debe considerar el analista, queremos explicarte en qué consiste un análisis financiero.

¿Qué es el análisis financiero de una empresa?

El análisis financiero es el estudio que se realiza para conocer el estado y evolución financiera de una empresa, medir el desempeño de la administración, detectar posibles problemas y proyectar su evolución en el futuro. 

A través de algunos recursos, métodos, herramientas y la interpretación que hagamos de la información contable que disponga la empresa podremos tener una visión más o menos precisa de la situación financiera.

Ebook GRATIS: Blockchain

Objetivo del estudio financiero

¿Por qué conviene hacer un análisis financiero y con qué finalidad?

Hablamos de una de las mejores herramientas para la administración y dirección de empresas.

El objetivo es realizar un estudio que permita a los responsables de la empresa o personas interesadas una toma de decisiones mejor encaminadas y que puedan beneficiar más a la organización. 

Así, con una interpretación idónea de los datos sabremos a qué escenario nos enfrentamos, cómo gestionar o prevenir determinados riesgos y comprender la realidad económica de la empresa.

No tenemos que esperar que surjan los problemas económicos en la empresa para llevar a cabo este análisis. Si tenemos en cuenta la información obtenida en el análisis, podremos proyectar el progreso económico de la empresa en la dirección adecuada a corto, medio y largo plazo, incrementando la satisfacción de los clientes y todo el entorno de la organización.

¿Cómo hacer el análisis financiero de una empresa?

Hay diversas técnicas para diagnosticar la situación financiera de una empresa y así poder detectar amenazas y oportunidades.

En primer lugar, debemos tener en cuenta el análisis financiero a nivel interno y a nivel externo:

  • Análisis financiero interno: Concebido como una introspección con la intencionalidad más objetiva posible, este análisis pretende servir tanto a los miembros de la empresa de cargos directivos como de cargos intermedios con el fin de decidir nuevos proyectos financieros o redirigir la empresa a determinados intereses. Por ejemplo, podrán saber si conviene hacer nuevas inversiones.
  • Análisis financiero externo: Con esta perspectiva, dirigimos el análisis a obtener toda la información que proveedores, inversores, acreedores o clientes pueden necesitar para tomar mejores decisiones. Evidentemente, en este ámbito también podríamos ofrecer esta información a las administraciones públicas.

Métodos de análisis financiero más empleados

En segundo lugar, debemos considerar las diferentes técnicas a emplear para desarrollar el análisis financiero de la empresa. En este sentido, habrá que tener en cuenta las características de la empresa o la principal razón por la que lo realizamos.

Generalmente, disponemos de dos opciones:

  • Método horizontal: Este análisis de información financiera se centra en evaluar cada una de las partidas del balance de cuentas en distintos periodos de tiempo. Es por esto que se denomina comparativa horizontal. Normalmente lo que se hace es calcular lo que ha sucedido en las mismas partidas entre dos ejercicios económicos y, así, mostrar las variaciones absolutas o relativas de un periodo respecto a otro. De este modo, podemos saber el crecimiento o decrecimiento de una cuenta en un periodo concreto.
  • Método vertical: Este procedimiento, en cambio, es una manera de comparar los datos de manera vertical teniendo en cuenta el balance de pérdidas y ganancias de un periodo de tiempo determinado. Es decir, con ello medimos el peso de una partida en relación con el total de la misma categoría. En este caso, las cifras de cada partida se expresan en porcentajes sobre valores totales con la idea de averiguar el peso de participación de cada una de las cuentas. De esta forma, podemos identificar cambios estructurales.

¿Quién hace el análisis financiero de una empresa?

Los administradores de la empresa son quienes realizan el análisis financiero, puesto que se respalda en la información contable de la misma: el balance, cuenta de pérdidas y ganancias, memoria anual, etc. No obstante, en algunos casos podremos recurrir a consultores financieros, quienes tratarán de aportar mayor valor y una visión objetiva de la situación económica de la empresa y su contexto.

¿Qué aspectos deben ser considerados por el analista antes de proceder al análisis de los estados financieros?

La investigación de los distintos indicadores del negocio será lo que nos proporcionará la información que buscamos sobre la situación financiera de la compañía. Lo principal que debemos tener en mente es que nos interesa alcanzar un estado de equilibrio con todos los indicadores, lo que significará que la empresa se encontrará con una estabilidad financiera que permitirá respirar tranquilos día tras día.

Una vez hayamos analizado los distintos indicadores, de los cuales hablaremos en el próximo apartado, haremos un balance de la situación para obtener una radiografía financiera de la empresa. Esto nos dará la imagen real y actual de nuestro negocio en el mercado, lo que servirá como punto de apoyo para continuar creciendo en el futuro.

¿Cómo se hace un análisis económico?: La clave está en los indicadores

Como decimos, los indicadores son lo más importante. Estos son los factores o características financieras de la empresa. Cada uno de los indicadores nos proporciona un dato importante acerca de la entidad y nos permite ver de forma objetiva el estado de la misma en la actualidad. Nuestra misión al frente del negocio es conseguir que los indicadores nos aporten un resultado positivo, a ser posible la mayor parte de ellos, pero en caso de encontrarnos con datos negativos podremos saber cuáles son los aspectos a mejorar.

Indicadores más importantes

Aunque tengamos que servirnos de un conjunto de indicadores considerable, a veces la clave reside en valorar lo más relevante para el negocio y detectar su desempeño de forma clara y precisa.

La liquidez

El indicador de liquidez es el más claro. ¿De qué presupuesto disponemos en las arcas para afrontar pagos y cualquier tipo de obstáculo con el que nos encontremos? De la liquidez depende que el negocio siga adelante o no, dado que va a ser lo que nos permita tirar del carro día tras día. 

Riesgo de endeudamiento

En relación con la liquidez se encuentra el indicador de endeudamiento, también conocido como ratio de solvencia. En él se incluyen aspectos como los créditos recibidos de terceros o el pago que se realice a proveedores por productos, materias primas o servicios. Es también muy importante, pues de esta forma sabemos si la empresa puede hacer frente a sus deudas y, para ello, tomaremos de referencia su patrimonio neto.

Indicador de ventas

Además, también tendremos que analizar el indicador de ventas, que analiza la rentabilidad de las mismas y nos confirma la existencia de un beneficio operacional para la actividad que estamos realizando

Indicador de actividad

Por último, analizaremos el indicador de actividad tanto a corto como a largo plazo respecto al papel activo que tenga el negocio en estos momentos en el mercado. A la hora de comparar el resultado de la actividad, ebidta es un valor financiero muy empleado. 

Todos estos indicadores se tienen que revisar de forma periódica cada vez que hagamos el análisis financiero y comparar en progresión con los resultados precedentes. Así tendremos una idea clara de cuál es el comportamiento de la empresa a largo plazo y qué tendencia estamos siguiendo con la misma, si una positiva al alza o una negativa a la cual debamos poner remedio lo antes posible con cambios en las decisiones que tomamos. Por todo ello el análisis financiero en el mercado corporativo tiene tanta importancia, abarcando cualquier tipo de negocio sin importar el tamaño ni las pretensiones del mismo.

Ebook GRATIS: Blockchain