Foto artículo del blog de OBS

Publicidad de guerrilla para negocios inquietos

Blog |

Entre las distintas iniciativas y técnicas por las que se puede optar a la hora de hacer marketing, la publicidad de guerrilla se ha establecido con el paso de los años como una de las más rentables. Esta manera totalmente alternativa de iniciar campañas promocionales requiere mucha planificación y talento, pero en contraposición no necesita tanto volumen de inversión y sus niveles de retorno suelen ser siempre muy elevados. ¿Qué debemos saber sobre ello si nos sentimos interesados en iniciar una de sus campañas?

Ebook GRATIS: Herramientas imprescindibles Project Management

El origen del término 'publicidad de guerrilla'

La persona que acuñó este término fue el especialista Guerrilla Marketing: Secrets for Making Big Profits from Your Small Business, que se publicó en el año 1984 con gran éxito. Desde entonces ha llovido mucho y este tipo de técnica publicitaria se ha utilizado en incontables ocasiones. Con cada iniciativa inspirada en el marketing de guerrilla se ha comprobado que se trata de una de las técnicas que pueden proporcionar una máxima rentabilidad cuando se dan dos factores a la hora de plantear una publicidad: no tenemos un presupuesto gigantesco, pero lo que sí tenemos es una idea rompedora.

 

Ideas efímeras que dejan huella

Lo que hay que tener en cuenta es que el marketing de guerrilla juega con la sensación de lo inesperado. Es como una guerrilla, un grupo de guerreros que saliendo de la nada, en bajas cantidades y con un armamento que no alcanza el de los grandes ejércitos, es capaz de derrotar incluso a los enemigos más poderosos. La guerrilla ataca rápido y de forma implacable, y esto es lo mismo que consigue este tipo de acción publicitaria. Por lo general son campañas que no tienen periodos de duración elevados, dado que lo que pretenden es golpear muy rápido, conseguir un fuerte impacto entre la sociedad y luego aprovecharse de que su huella es amplia y proporciona un rendimiento a largo plazo de primera categoría, en especial en tiempos actuales gracias a Internet.

Características del marketing de guerrilla

Con este tipo de acciones publicitarias podemos salirnos de los estándares y de las zonas de confort en las que estemos acostumbrados a trabajar. No tenemos porqué descartar ningún tipo de medio por poco convencional que resulte. Lo que debemos hacer es plantearnos una idea que resulte creativa, transgresora, que sea distinta a todo lo que hayamos visto y podamos imaginar y, sobre todo, que tenga chispa.

Esa chispa es recomendable que esté vinculada a la psique de las personas, que haga pensar a quienes lo vean, que les haga sentir, que les proporcione cualquier tipo de emoción que les choque y les distraiga. No hay que partir de la idea pensando en las especificaciones de un producto o en sus características, sino que eso tiene que venir después como efecto paralelo de la genialidad que hayamos pensado con anterioridad. No es fácil dar forma a una campaña de marketing de guerrilla y no tenemos que intentar replicar el éxito de una iniciativa de este tipo con la que hayamos triunfado, dado que no siempre es posible lograrlo de manera acertada.

Este tipo de marketing tiene que conectar y de ahí que digamos que se tiene que meter en la psique de las personas. Por ello otra de sus características cruciales es que es un tipo de publicidad que tiene muy claro cuál es el público al que se dirige y que personaliza el mensaje en base a ello.

Algunos ejemplos incluyen el paso de cebra en el cual todas las líneas estaban sucias de color gris, salvo una que había sido pintada de blanco con la imagen de Mr. Proper dentro. Este es un buen ejemplo de marketing de guerrilla. A nadie se le intenta meter una idea grandilocuente en la cabeza, sino que al ver una línea del paso de cebra más limpia y la imagen de Mr. Proper, ya se nos queda la idea grabada.

Ebook GRATIS: Herramientas imprescindibles Project Management