Foto predeterminada blog

Su Almacén Necesita Automatización? Cómo identificarlo

Blog |

Hace tiempo que venimos comentando sobre los beneficios de la automatización de los almacenes, los tipos de robots disponibles en el mercado y todos los beneficios que ello conlleva. Sin embargo, ¿Cómo saber cuándo nuestro almacén está pidiendo dar el salto tecnológico? ¿Cuáles son los signos o síntomas que nos indican que es el momento oportuno para automatizar?


A lo largo de este Post se pretende dar algunos drivers que permitan identificar si es momento o no de automatizar un warehouse.


 


Movimiento de materiales


Seleccionar una caja o un pallet armado, cargarlo en un autoelevador, transportarlo a lo largo de la nave y depositarlo en otro lugar o dentro de un camión para su distribución, es la tarea más básica y habitual que podemos encontrar en un almacén.


Desde el punto de vista de las 3M del Lean Manufacturing (Muda, Mura, Muri) y en los 8 Despilfarros, los movimientos innecesarios para apilar, acumular y desplazar materiales cansan a las personas y frecuentemente terminan provocando algún tipo de problema ergonómico. Por otro lado, el desperdicio de movimientos demanda más recursos de los que un almacén requiere, mayor cantidad de personal, montacargas, racks, etc.


En resumen, el movimiento de mercancías a lo largo del almacén es una actividad que no agrega valor, además de ser una actividad poco motivante para los operarios. Su reducción es una forma de aumentar las utilidades y aprovechar el talento de las personas para otras tareas que si agreguen valor.


Si los trabajadores pasan una considerable cantidad de tiempo moviendo componentes y productos terminados dentro del almacén, es momento de pensar en los AGV (Automated Guided Vehicles) o, si se quiere una mayor autonomía, en los AMR (Autonomous Mobile Robot).


Independientemente de las diferencias en prestaciones entre los AGV y AMR dentro de un almacén, cuando un robot realiza la tarea completa de seleccionar, mover, transportar y disponer referencias, las personas pueden concentrarse en tareas más gratificantes, que permitan usar sus conocimientos y habilidades para contribuir al éxito de la empresa y el desarrollo profesional.


 


Carretillas, montacargas o autoelevadores


Siguiendo el hilo conductor, para los nuevos mercados, contar con una enorme flota de autoelevadores dentro de un almacén ya no es sinónimo de capacidad logística, sino de carencia de agilidad.


Si bien el desarrollo de las carretillas elevadoras continúa evolucionado, pasando del uso de la propulsión con motores a combustión al motor eléctrico o biocombustibles, mejorando las condiciones ambientales internas y externas del warehouse, el espacio que ocupan y la lentitud de movimientos no se adaptan a las necesidades del e-commerce y a la escasez de espacio en las grandes ciudades para implantar mega centros de distribución. Por otro lado, cuanto mayor es la cantidad de montacargas, mayor es la probabilidad de accidentes y colisiones dentro del almacén.


Consecuentemente, al igual que en el caso de los movimientos, los AGV y AMR se posicionan con una solución factible al reemplazo de las típicas carretillas elevadoras. Con diferentes formatos y capacidades de carga, los robots tienen la virtud de estar interconectados, reduciendo drásticamente la probabilidad de choques tanto con personas como con objetos, incluyendo a ellos mismos.


 


Picking y cross-docking


Si dentro del almacén existen actividades de picking y/o cross-docking, el factor humano cobra relevancia en el desarmado y armado de pallets, movimientos, control de referencias, control de pedidos, entre varias otras actividades involucradas.


La probabilidad de cometer errores crece con el nivel de complejidad, principalmente en los horarios pico del almacén, que muchas veces dependen de las distancias, de los horarios comerciales y de las demandas estacionales del mercado. Estos errores se transforman en costos y en pérdida de agilidad, tanto dentro del almacén en cuanto a retrabajos y pérdidas por daños en la manipulación de las mercancías, como fuera de él cuando la logística inversa cobra relevancia.


Un sistema automatizado puede ser la solución. Entre las ventajas de los APS (Automated Picking System) se encuentran, además de la menor dependencia de las personas, la mejora en el control y gestión del stock, la optimización del espacio en los almacenes, el aumento de la productividad, la reducción de errores y repalletizados por daños, entre otros beneficios.


 


Almacenamiento, packaging y otros


Cuantos más metros cúbicos pueda utilizar un almacén, mayor será su rentabilidad. Almacenar y recuperar artículos ubicados en las áreas de almacenamiento más altas presenta riesgos de seguridad para las personas y para los productos, y también es menos eficiente cuando se lo compara con las mismas actividades pero con los artículos que se encuentran ubicados en áreas más accesibles.


Por supuesto, la gestión del stock, modelos FIFO (first in – first out), las actividades de packaging y toda otra tarea que sea repetitiva y rutinaria en el operación diaria del almacén, puede ser automatizada.


Los sistemas automatizados de almacenamiento y recuperación de referencias (AS/RS - Automated Storage and Retrieval Systems) son una combinación de varios tipos de robots que incluye a alguno de los ya mencionados, y están preparados para trabajar en espacios reducidos, como pasillos estrechos y grandes alturas. Estas soluciones se utilizan oportunamente con sistemas de estanterías móviles (Mobile Racking Systems) para optimizar la utilización del espacio.


 


Estos indicadores básicos, cuya medición surge de la simple observación de la operación diaria del almacén, son los disparadores para la toma de decisiones sobre la automatización de los procesos, en todo o en parte, donde la valuación de las inversiones se contrasta contra la dotación de personal, los equipamientos, la utilización del espacio, el costo de oportunidad en los mercados actuales, las primas de seguros y daños a terceros, la logística inversa y el montaje y mantenimiento de toda la infraestructura que se elija utilizar.


Recapitulando, su almacén, ¿necesita automatización?