OBS Business School es la 1ª escuela de negocios 100% online reconocida por QS Stars, con la máxima distinción en la categoría Online Learning

Valores de una empresa y liderazgo de alto rendimiento

Blog |

La clave para una organización exitosa es tener una cultura basada en un conjunto de creencias fuertemente arraigadas y ampliamente compartidas que estén respaldadas por la estrategia y la estructura. Cuando los valores de una empresa y su cultura son sólidos, suceden tres cosas: los empleados saben cómo la alta dirección quiere que respondan a cualquier situación, todos los trabajadores están convencidos de que la respuesta esperada es la adecuada y la plantilla en conjunto sabe que será recompensada por demostrar los valores de la organización.


El liderazgo tiene un papel vital en perpetuar una cultura fuerte, comenzando con el reclutamiento y la selección de candidatos que compartirán las creencias de la organización y prosperarán en esa cultura. De la mano de los especialistas de Recursos Humanos, los líderes empresariales también desarrollarán programas de orientación, capacitación y gestión del desempeño que describan y refuercen los valores centrales de la organización y aseguren que las recompensas y el reconocimiento apropiados vayan a los empleados que realmente los encarnan.


 


Ebook GRATIS: Que hace un lider

 

¿Qué es la cultura de una empresa?


La cultura de una organización define la forma correcta de comportarse dentro de la organización. Esta cultura está compuesta por las creencias y valores de una empresa compartidos, establecidos por los líderes y luego comunicados y reforzados a través de varios métodos, que permiten dar forma a las percepciones, comportamientos y comprensión de los empleados.


La cultura organizacional establece el contexto para todo lo que hace una empresa. Debido a que las industrias y las situaciones varían significativamente, no existe una plantilla de cultura única que satisfaga las necesidades de todas las empresas.


 


¿Qué es una cultura corporativa sólida?


Una cultura sólida es el denominador común entre las empresas más exitosas. Todas tienen un consenso a nivel de liderazgo con respecto a las prioridades culturales, que hace que los valores de una empresa se centren no en las personas únicamente, sino también en la organización y sus objetivos.


Por el contrario, una cultura ineficaz puede derribar la organización y su liderazgo. Los empleados desconectados, la alta rotación, las malas relaciones con los clientes y las menores ganancias son ejemplos de cómo la cultura incorrecta puede afectar negativamente el resultado final.


 


¿Qué son las empresas basadas en valores?


Las empresas basadas en valores lideran el mercado y benefician a la sociedad al innovar para crear valor a corto y largo plazo para toda su comunidad de partes interesadas: empleados, clientes, accionistas, comunidades en las que operan y el medio ambiente natural.


Estas organizaciones se ven a sí mismas como ciudadanos corporativos de las comunidades en las que sirven y están comprometidas a brindar soluciones a los problemas sociales y ambientales más desafiantes a los que se enfrenta el mundo en la actualidad.


Un número cada vez mayor de estas organizaciones sirve de ejemplo de liderazgo exitoso, al representar el compromiso con el equilibrio de los tres pilares principales de las empresas impulsadas por valores: personas, planeta y ganancias.


 


¿Por qué es importante que los líderes transmitan y representen los valores de una empresa?


Los líderes en compañías exitosas viven sus culturas todos los días y se esfuerzan por comunicar sus identidades culturales a los empleados en plantilla, así como a las posibles nuevas incorporaciones. Son claros acerca de sus principios y pueden explicar cómo valores de una empresa la definen y determinan su funcionamiento.


Si la cultura de una organización busca mejorar el rendimiento general del negocio, para ello debe proporcionar una ventaja competitiva estratégica. Esto requiere que las creencias y los valores de una empresa puedan compartirse ampliamente y mantenerse firmemente.


Una cultura sólida conlleva beneficios como:


-          Una mayor confianza y cooperación.


-          Menos desacuerdos.


-          Una toma de decisiones más eficiente.


La cultura también proporciona un mecanismo de control informal, un fuerte sentido de identificación con la organización y un entendimiento compartido entre los empleados sobre lo que es importante. De hecho, los trabajadores cuyas organizaciones tienen culturas fuertemente definidas también pueden justificar sus comportamientos en el trabajo porque esos comportamientos se ajustan a los principios y valores de una empresa que les representa y con la que se sienten identificados.


Los líderes de la compañía juegan un papel instrumental en la formación y el mantenimiento de la cultura organizacional. Si los ejecutivos mismos no encajan en la cultura de una organización, a menudo fracasan en sus trabajos o renuncian debido a un mal ajuste. En consecuencia, cuando las organizaciones contratan nuevos perfiles para ocupar un rol a este nivel, deben asegurarse de que esas personas tengan las habilidades necesarias y la capacidad de adaptarse a la cultura de la empresa.


 


Importancia del liderazgo basado en valores


Las organizaciones líderes de alto rendimiento requieren que los líderes creen visiones que vayan más allá del resultado final. Los líderes basados en valores aprovechan esta oportunidad al enfocarse en las posibilidades y encontrar soluciones creativas a los desafíos globales. Esta no es una guía ética que frena el crecimiento de la empresa, sino más bien una oportunidad de negocio que enciende la innovación y aumenta el rendimiento, el crecimiento y la rentabilidad.


Este enfoque de liderazgo permite que los líderes liberen su potencial al servir como catalizador para el desarrollo y la transformación personal y al alentar a los empleados a comprometerse con los valores de la empresa, sentido de propósito y motivación intrínseca para ser parte de algo que contribuye positivamente a la sociedad.


El liderazgo basado en valores implica un compromiso consciente por parte de los líderes en todos los niveles para guiar en base sus principios y crear una cultura corporativa que optimice el desempeño financiero, la práctica ética, la contribución social y el impacto ambiental.


Los líderes que se comprometen con los valores de una empresa a este nivel llevan a cabo su labor desde un profundo sentido de propósito que refuerza los principios que respaldan su toma de decisiones (como la honestidad, la integridad, la excelencia, el coraje, la humildad, la confianza, el cuidado de las personas y la responsabilidad social y ambiental).


Ebook GRATIS: Que hace un lider