Foto predeterminada blog

2019 Review, recapitulando un año de innovación

Blog |

Al igual que años anteriores, llega el mes de diciembre y dos post son fundamentales: la revisión del 2019 y lo que depara el 2020. Enfoquémonos sobre lo sucedido en este año, pero vamos a recapitular con una postura diferente a la adoptada en el 2018.


#1 Última Milla. Sin duda la gestión de la última milla se lleva la primera posición del podio de los temas que más cambios han tenido en el 2019.


Iniciamos el año con conceptos tales como la Uberización, donde las empresas comenzaron a intercalar una mayor cantidad de centros de clasificación y distribución más pequeños, ubicándolos más cerca de los clientes. La creación de redes globales de transporte fácil y asequible, ahora ofrece viajes compartidos y entrega de mercancías, consiguiendo beneficios tanto para la empresa como para sus clientes.


Otro movimiento interesante es el Crowdsourcing, tratado en el post de Desafíos y Tendencias para la Entrega en la Última Milla del mes de abril. Un concepto disruptivo que consiste en la colaboración colectiva de tareas, externalizando actividades que tradicionalmente eran realizadas por empleados o contratistas, y que ahora quedarían a cargo de un grupo numeroso de personas o de una comunidad.


El último post de noviembre trajo a colación una alternativa conocida como Hyperlocal Logistics, basada en pequeños y numerosos centros de distribución, ubicados en áreas urbanas, para almacenar y enviar productos derivados de pedidos del e-commerce, acercando el producto al cliente para dar un cumplimiento más rápido, en un área más pequeña.


Pero sin duda alguna, el éxito de la gestión de la última milla se le puede acreditar a la aprobación legal de las entregas con aviones no tripulados. Nos referimos a la entrega con Drones. Con el aval de países como Estados Unidos y Australia, se sumaron Canadá, China, Croacia, Dinamarca, España, Francia, Irlanda, Reino Unido y Suiza, para al menos regular la circulación de aviones no tripulados para las entregas de última milla. El 2020 podría ser el año de la relevación de las entregas mediante drones y una solución sine qua non para la última milla.


#2 Energías Alternativas. En la revisión del 2018 lo llamamos “Cero Emisiones” y por ello se lleva la segunda posición en el 2019. Las energías limpias han llegado para quedarse y durante este año hemos trabajado sobre varios tipos de energía.


El más innovador de seguro es el biocombustible a partir de los residuos de la producción del vino. En este caso, España es el país protagonista que se lleva el galardón del pionero en la producción de bioetanol, obtenido a partir del orujo, un desecho del proceso productivo del vino generado por la combinación del hollejo, raspón y las pepitas de la uva. Estas últimas contienen alrededor del 7 % de aceite, que puede ser extraído por prensado o con disolventes y generan la base para el biodiesel.


El hidrógeno es otro de los combustibles que favorece al medio ambiente y a la logística. La combustión del hidrógeno no genera dióxido de carbono (CO2), motivo por el cual se ha convertido en una fuente de energía del futuro. La tecnología de pila de combustible de hidrógeno en los trenes proporciona un servicio regular de pasajeros, con características similares a las del diésel, prestando autonomías de alrededor de 1.000 km de distancia y velocidades cercanas a los 140 km/h.


En 2019, los motores eléctricos no sólo se limitaron al transporte terrestre. En el post sobre Cero Emisiones en el Mar, presentamos barcos con propulsión eléctrica. Sin ruidos, con muy pocos sistemas mecánicos y con una economía mucho menor que la necesaria para la utilización de combustibles fósiles, están ganando la batalla a la navegación tradicional y los modelos de la naviera PortLiner podrían transportar 280 contenedores por canales holandeses, sin generar gases de efecto invernadero y trabajando con energías limpias y renovables. La expansión de esta modalidad será inevitable.


#3 Internet de las Cosas. El tercer lugar en esta clasificación se lo lleva la IoT, el Big Data y la Inteligencia Artificial.


Durante este año le hemos dedicado especial atención a las Etiquetas Activas e Inteligentes, para conseguir resultados que van desde la protección de la marca ante las falsificaciones y hurtos, pasando por la promoción y hasta la seguridad de conservación de sus productos a lo largo de la cadena de suministro.


También nos enfocamos en un tema que está dejando de ser transparente al día a día, la Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos. Los Smart Bins, por ejemplo, son cestos de residuos con sensores capaces de identificar y clasificar los RSU en cuanto son depositados por el generador. Además, estos contenedores comprimen los desechos y notifican a las empresas de recolección y gestión de residuos sobre los niveles de llenado para cada categoría de residuos, agilizando la logística, la separación y consecuentemente el reciclaje.


Finalmente, los robots y la AI defienden el podio de este tercer puesto. En nuestro post de marzo sobre la logística interna en los almacenes, varios robots dotados con decisiones propias, organizan y gestionan los productos y mercancías almacenados tanto en warehouses como en las tiendas y supermercados, e incluso, la mayoría de ellos, están preparados para armar los pallets con el picking solicitado.


 


Sin duda, estos tres conceptos son los highlights del 2019 en cuanto a tendencia e innovación y coparon las columnas de investigación de los principales sitios de noticias sobre logística y cadena de suministros.