Foto predeterminada blog

Circular Supply Chain

Blog |

Hasta el momento se ha hablado de la supply chain end-to-end como una recta que va desde la consecución de las materias primas, pasando por la producción y distribución, hasta las manos del cliente. Sin embargo, esta línea – valga la paradoja – de pensamiento ha quedado obsoleta.


La evolución del concepto de calidad total junto con el desarrollo del e-commerce ha hecho que la cadena de suministro no finalice cuando los productos llegan a manos de los clientes finales, sino que incluye la logística inversa en cuando a las devoluciones. Sin embargo, una cadena de suministros debe continuar con el ciclo de vida completo del producto, que incluye no solo la devolución, sino el reciclaje, la reintroducción de los materiales recuperados en el proceso de fabricación y hasta la disposición final de aquello que verdaderamente debe ser desechado.


Obviamente, la recuperación, el reciclaje y la reutilización de productos y/o sus partes componentes no es la novedad de este post, sino la integración del concepto de economía circular en las cadenas de suministro de, inicialmente, empresas que están alcanzando un nivel más avanzado o maduro en cuanto a la sostenibilidad y sustentabilidad.


Antes de continuar, vale aclarar que existen diferencias entre las cadenas de suministros ecológicas, sostenibles o verdes (green supply chain) y una cadena de suministros circular (circular supply chain). La diferencia radica en el concepto que comentamos en el primer párrafo. El término cadena de suministro sostenible o verde se refiere a la idea de integrar procesos ambientales sostenibles en la cadena de suministro tradicional, con foco en la reducción de la contaminación del ambiente, con operaciones de mejor rendimiento en términos de uso de energía y la reducción de desechos, reutilización y reciclaje de productos, optimizando de los costos de fabricación y manteniendo la satisfacción del cliente.


Una cadena de suministros circular se centra en el concepto de economía circular, que es restaurador y regenerativo por diseño. Consecuentemente, las circular supply chains restauran sistemáticamente materiales técnicos y regeneran materiales biológicos hacia una visión de cero residuos. Requiere innovación en todo el desde el diseño del producto, sea un bien o un servicio, hasta el final de la vida útil y la gestión de los residuos generados.


Pero todo esto no es de reciente descubrimiento. Desde hace varios años que la humanidad ha tomado conciencia sobre el cuidado de nuestro planeta, pero ha sido un proceso de lento de maduración. Sin embargo, el terreno está fértil por varios motivos:



  • Por un lado, la presión social. La toma de conciencia sobre los problemas ambientales está en niveles altísimos y cada vez más influyen en las preferencias de compra de los consumidores.

  • La conectividad y las redes sociales, son un agente de transmisión del tipo viral para la toma de conciencia sobre los problemas ecológicos y ambientales. Es de tal magnitud que obligan a los gobiernos a crear políticas y reglamentaciones a favor del medio ambiente, más allá de la propia economía.

  • La tecnología. Desde el diseño del producto que garantice la reparación, recuperación, reutilización y reciclaje de los materiales componentes, hasta el diseño de redes de cadena de suministro que equilibren igualmente la oferta y la demanda de productos a medida que equilibran la oferta y demanda de materiales recuperados.


Para llegar a este estado, una cadena de suministro circular requiere de colaboración, cooperación y co-creación entre los actores. Las empresas que operen en un modelo de economía circular se convertirán en parte de un ecosistema más amplio de socios, para ofrecer soluciones limpias y sin desperdicios.


Un producto en una cadena de suministro circular comienza su ciclo de vida en la adquisición de las materias primas y termina cuando no hay evidencia física de que ese producto exista en el planeta.