Foto artículo del blog de OBS

¿Cómo abordar la protección de marcas?

Blog |

La protección de marcas es una cuestión que cada vez preocupa más a las empresas, que quieren mantener la exclusividad de aquello que ofrecen al mercado y evitar que aparezcan posibles copias.


Apostar por la marca registrada es la mejor manera de garantizar un respaldo jurídico para el uso de ciertas frases, símbolos o imágenes por parte de una empresa. Pero a la hora de llevar a cabo este proceso hay una serie de cuestiones que es importante tener en cuenta.


 


 


Posibles problemas para obtener el título de propiedad de la marca


No basta con querer registrar un nombre, es necesario cumplir una serie de requisitos y que nadie se nos haya adelantado en el registro de la marca.


 


Ebook GRATIS: Propiedad intelectual

 


Cuando se trata de nombres de dominio no es infrecuente que surjan conflictos entre la legislación nacional y la internacional. Este no es un tema que pueda resolver la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), por lo que hay que acudir a organismos internacionales de arbitraje e incluso a los tribunales, lo que ralentizará el proceso de obtener protección para la marca.


 


Confiar en profesionales de la Propiedad Industrial e Intelectual 


Es posible que dos marcas tengan un nombre que sea igual o muy similar, siempre y cuando no operen en un mismo mercado o desarrollen actividades parecidas.


El proceso de protección de marcas suele ser largo y complejo para los legos en la materia, por lo que conviene evitar las pérdidas de tiempo. De ahí que sea aconsejable hacer una investigación exhaustiva para comprobar que no existe una marca igual o similar que esté registrada. Ya que si es así el nombre que se quiere proteger no se podrá registrar y habrá que comenzar todo el proceso de nuevo.


Para que esto no ocurra se puede dejar la tarea de investigación en manos de especialistas en Propiedad Industrial e Intelectual, ellos se encargarán de asegurarse de que no existe una marca igual o similar registrada ni en España ni en el ámbito europeo.


 


Respetar las prohibiciones absolutas


No existe una total libertad a la hora de elegir los signos distintivos, estos deben respetar los límites previstos en la legislación. Aquellos símbolos que ignoren estas prohibiciones no podrán ser registrados. Es lo que ocurre con signos que sean contrarios a las buenas costumbres, que puedan inducir a error en el público, o que usen emblemas de España, de las Comunidades Autónomas, municipios o provincias, si no se tiene la debida autorización.


 


Asegurarse de entender el registro telemático de la OEPM


Al acceder a la sede electrónica de la OEPM esta permite hacer una búsqueda de marcas. Si no aparece ninguna que sea igual, la web permite solicitar directamente el registro. Pero cuidado, esto no quiere decir que la marca ya esté registrada, indica simplemente que se ha comenzado el proceso que desembocará en el registro o la denegación del mismo por parte de la OEPM.


Teniendo en cuenta estos factores, la protección de las marcas resulta más sencilla de conseguir. ¿Te gustaría saber más sobre este tema y especializarte profesionalmente en él? Infórmate sobre nuestro Máster en Patentes, Marcas y Propiedad Intelectual


 


Ebook GRATIS: Propiedad intelectual