Foto artículo del blog de OBS

Marketing Intelligence y Big Data, ¿son lo mismo?

Blog |

Ya no es ninguna novedad hablar del Big Data y de sus numerosas ventajas para las empresas que operan en el contexto actual.

Análisis de datos, Marketing Intelligence y Big Data

Las empresas del siglo XXI se mueven en una permanente paradoja: acceder a más flujos de información a través de diversos canales, especialmente online, pero, a la vez, tener que elegir los datos realmente útiles y descartar los demás. ¿Cuántas de ellas lo logran? Y las que lo logran, ¿cómo lo hacen?

Ya hemos hablado antes del Big Data y de la necesidad de que los negocios adapten sus recursos, estructuras y proyectos a ese nuevo escenario en el que la información está por todas partes; interpretación y selección siguen siendo dos acciones fundamentales.

Sin embargo, un término que ha irrumpido en los últimos años y que quizá aún no goza de la misma difusión es Marketing Intelligence, un proceso que tiene que ver con el análisis de datos, aunque no es exactamente igual al Big Data.

Ebook GRATIS: Proyectos de Big Data

¿Por qué el Marketing Intelligence y el Big Data no son lo mismo?

En algunos ámbitos corporativos y empresariales es habitual entender el Marketing Intelligence de la misma manera que el Big Data. Sin embargo, esto supone un fallo que no debería repetirse para la aplicación eficaz de ambos conceptos.

Si bien es cierto que el Marketing Intelligence coincide con el Big Data en el análisis de datos, así como en la variedad de los mismos, las diferencias son sustanciales en el plano práctico. A continuación mencionamos algunas:

  • A diferencia del Big Data, el Marketing Intelligence no maneja una alta cantidad de datos. O al menos no necesariamente. La idea es manejar datos concretos que tienen que ver con a empresa y con sus decisiones estratégicas.
  • El Marketing Intelligence se basa en el análisis de datos para entender el entorno comercial en el que se desenvuelven las empresas y, de esta forma, tener información sobre la competencia, los clientes, los precios, las dinámicas de consumo, los riesgos, entre otros.
  • El Big Data puede definirse como un análisis de datos tradicional. En cambio, en el Marketing Intelligence se pueden realizar análisis de varios tipos: de prensa; entrevistas con clientes, proveedores y distribuidores; de los sitios web propios o de la competencia y otros estudios de valor.

¿Integrar el Marketing Intelligence con el Big Data?

Dadas sus similitudes, pero sobre todo sus diferencias prácticas, la estrategia idónea de una empresa consiste en saber integrar los conceptos de Marketing Intelligence y Big Data en una sus objetivos de cara al mercado.

Es decir, de lo que se trata es de asumir el reto de adaptar el negocio al análisis de datos en el sentido convencional del término, sobre todo ante la saturación de los mismos en el plano digital, pero a la vez centralizándolos en el mercado donde opera la empresa para tomar decisiones orientadas a su posicionamiento.

No son labores opuestas. Al contrario, gestionadas de la mejor manera, constituyen un complemento idóneo. ¿Te animas a implementarlas?

Ebook GRATIS: Proyectos de Big Data