Foto artículo del blog de OBS

Automotivación: los 4 componentes de tu pilar profesional

Blog |

La capacidad de motivarse a sí mismo es lo que se conoce como automotivación. Se trata de una habilidad importante, ya que impulsa a las personas a continuar progresando incluso frente a los contratiempos, a aprovechar las oportunidades y a mostrar compromiso con lo que quieren lograr.

¿Qué es la motivación?

La motivación es lo que nos empuja a lograr nuestros objetivos, sentirnos más satisfechos y mejorar nuestra calidad de vida en general. Las personas pueden estar motivadas por muchas razones, tanto internas como externas, como el deseo de hacer algo, el amor a alguien o la necesidad de dinero. Por lo general, la motivación es el resultado de varios factores.

Ebook GRATIS: Aprendizaje continuo

¿Cuáles son los componentes de la automotivación?

La motivación es una de las tres áreas de habilidades personales consideradas parte integral del concepto de inteligencia emocional. Daniel Goleman, autor de varios libros sobre esta materia, identificó cuatro elementos que componen la motivación:

  1. Impulso personal para lograr, el deseo de mejorar o cumplir con ciertos estándares;
  2. Compromiso con objetivos personales u organizacionales;
  3. Iniciativa o disposición para actuar en las oportunidades; y
  4. Optimismo, la capacidad de seguir adelante y perseguir objetivos ante los contratiempos. Esto también se conoce como resiliencia.

Para mejorar la automotivación, por lo tanto, es útil comprender más sobre estos elementos individuales. Y, una vez que se consigue, desarrollar esta habilidad puede ayudar a la persona a tomar el control de muchos aspectos de su vida. Así:

  1.  Impulso personal para lograr algo. Se podría pensar en un impulso personal para lograr como ambición, o tal vez el empoderamiento personal. Sin embargo, también hay que considerarlo en términos de mentalidad. Hay dos tipos de mentalidad, fija y de crecimiento. Aquellos con una mentalidad fija creen que el talento está arraigado y que no podemos cambiar nuestro nivel de habilidad, mientras que quienes tienen una mentalidad de crecimiento creen que pueden mejorar sus habilidades a través del trabajo duro y el esfuerzo. La investigación muestra que aquellos que creen que pueden mejorar, es decir, que tienen una mentalidad de crecimiento, tienen muchas más probabilidades de alcanzar el éxito en cualquier camino que elijan. Por lo tanto, una mentalidad de crecimiento es un elemento importante en un impulso personal. Otros elementos del impulso personal incluyen ser organizado, particularmente ser bueno en la gestión del tiempo y evitar distracciones.
  2. Compromiso con los objetivos. Existe evidencia considerable de que el establecimiento de objetivos es importante para nuestro bienestar general. Tener una conciencia de dónde se desea estar y comprender cómo se planea llegar allí, es una parte vital para mantener la automotivación.
  3. Iniciativa. La capacidad de aprovechar las oportunidades cuando se presentan evita las dudas que pueden hacer perder ocasiones de crecer o mejorar. Aunque también es importante pensar detenidamente y asegurarse de que se está tomando la decisión correcta. Por lo tanto, la iniciativa se puede considerar como una combinación de coraje, necesario para superar el miedo a lo desconocido inherente a las nuevas oportunidades, y buena gestión de riesgos, la que garantiza que se identifiquen las oportunidades correctas y cuyo nivel de incertidumbre o riesgo se puede asumir.
  4. Optimismo y resiliencia. El optimismo es la capacidad de mirar el lado positivo o pensar positivamente. La capacidad de recuperación es la capacidad de "recuperarse" después de un revés, o mantener una actitud positiva frente a los desafíos. Los dos están estrechamente relacionados, aunque no son exactamente lo mismo. Las personas resilientes usan su capacidad de pensar como una forma de manejar respuestas emocionales negativas a los eventos. En otras palabras, utilizan el pensamiento positivo o racional para examinar y, si es necesario, superar las reacciones que entienden pueden no ser del todo lógicas. También están preparados para pedir ayuda si es necesario, así como para ofrecer su propia ayuda generosamente a otras personas que lo necesitan.

La automotivación es una habilidad que ayuda al individuo a crecer y desarrollarse como persona y que, en el lugar de trabajo, puede suponer un importante pilar sobre el que sustentar su carrera profesional.

Ebook GRATIS: Aprendizaje continuo