tecnicas de investigacion cualitativa

Ejemplos de técnicas de investigación cualitativa

Blog |

Las técnicas de investigación cualitativa son muy populares hoy en día y las que más se usan en el ámbito empresarial, pero no son las únicas a las que se puede recurrir cuando se quiere obtener información que pueda resultar útil a la hora de tomar decisiones estratégicas.

Tradicionalmente han existido dos formas de investigación y evaluación: la cuantitativa y la cualitativa. Estas dos vertientes también se han aplicado en la gestión de empresas para tratar de dar respuesta a diferentes retos y circunstancias.

Ebook GRATIS: Gestión empresarial

Mientras las técnicas cuantitativas se enfocan en  la recolección de datos, números, porcentajes, volúmenes y series; las técnicas de investigación cualitativa toman en cuenta actitudes, aspectos culturales, percepciones, relaciones y estimaciones. Es decir, son dos formas distintas de acercarse a fenómenos propios de la gestión.

La cuestión no es si debemos elegir uno u otro enfoque. El asunto radica en cuándo es preciso aplicar unas técnicas y cuándo otras. Por otro lado, más que el tipo de técnica, lo esencial es la información y los resultados que nos ofrece cada una.

¿Las técnicas de investigación cualitativa han desplazado a las cuantitativas?

Durante muchas décadas se creyó que la mejor gestión era aquella que se apoyaba en cifras, números y datos concretos. El valor de lo cuantitativo era superior al de otras técnicas de análisis e investigación.

Sin embargo, con la transformación social y cultural que hemos vivido en las últimas décadas, el predominio de lo cuantitativo ha quedado en entredicho. No es que ya no sean necesarias estas técnicas; simplemente se ha descubierto que existen muchas otras que pueden aportarnos valiosa información desde otros frentes.

Un ejemplo concreto lo vemos a la hora de medir la productividad de las empresas. El denominador común era aplicar parámetros numéricos basados en la relación de las dos variables básicas: tiempo y resultados.

Pero hoy sabemos que la productividad es algo mucho más complejo y que es necesario incorporar a su análisis elementos cualitativos como la motivación, el estilo de liderazgo, el clima laboral, o el sistema de incentivos, entre otros.

¿Qué es la investigación cualitativa?

Es aquella que va más allá de los datos. Lo que busca realmente es investigar las causas que dan lugar a un determinado resultado. No está destinada a probar teorías o hipótesis, sino que ayuda a generarlas o a entenderlas mejor.

Precisamente por ello, lo que se hace en estos casos es utilizar un método de exploración y de deducción que muchas veces no es posible a través del mero análisis estadístico. Aquí la información que se obtiene debe ser interpretada, lo que permite abordar más en profundidad el tema investigado.

Técnicas de investigación cualitativa. ¿Cuál me conviene más?

Los meros datos no son suficientes a la hora de tomar decisiones de gestión empresarial. Los directivos no solo tienen que conocer los resultados, tienen que saber porque se ha llegado a esos y no a otros.

Como veíamos en el ejemplo de la productividad. No basta con saber cuántas unidades de un producto se han fabricado en un determinado período de tiempo, hay que analizar otras variables que influyen en que se produzca más o menos. Solo así se pueden tomar decisiones realmente eficaces de cara a mejorar la productividad.

De las diversas técnicas cualitativas que pueden aplicarse a la gestión empresarial, estas que vamos a ver son las más habituales.

Observación participante 

Suena elemental, pero vale la pena recordar que la observación es una herramienta esencial para la buena gestión empresarial. No se trata de observar por observar; el objetivo es hacerlo para darle sentido a la información que recopilamos al analizar comportamientos, actitudes, interacciones y acontecimientos.

Entrevista

Es una herramienta habitual en los procesos de selección de personal o en otros en los que se quiera obtener información sobre el perfil de los trabajadores. Se define por lo general como un diálogo y puede ser de diferentes clases: estructurada, semiestructurada, en profundidad o incluso informal.

Grupos focales

Se refiere a discusiones minuciosamente diseñadas para obtener información sobre un área o departamento en concreto de las empresas. Es una herramienta efectiva en casos de planificación estratégica, identificación de necesidades y evaluación de programas. Su objetivo es promover la participación de los integrantes del grupo.

Cuestionarios

Es un instrumento de recogida de datos. Aunque se puede aplicar como técnica cualitativa y cuantitativa, cuando se trata del segundo tipo suele explorar aspectos del objeto de análisis que van más allá de las cifras y los números.

Estudio de caso

Como su nombre lo indica, esta técnica pone el énfasis en una persona, entidad, organización o movimiento. La idea es recopilar la mayor cantidad de información para crear un perfil lo más completo posible del objeto de estudio. Obviamente, la exploración es de carácter cualitativa y es especialmente útil a la hora de generar teorías e implementar cambios en una organización.

Las técnicas de investigación cualitativa aportan un valor añadido a la gestión empresarial, pues suelen explorar aspectos a los que no acceden herramientas cuantitativas. Con este aporte, el análisis y la investigación adquieren una mayor complejidad, mejorando la labor de toma de decisiones.

Ebook GRATIS: Gestión empresarial