Foto predeterminada blog

Empresas zombis, ¿qué son y cómo afectan la recuperación?

Blog |

La crisis financiera que hemos vivido en Europa y el resto mundo hasta hace muy poco ha traído como consecuencia la apertura de nuevos espacios en los mercados, algunos de los cuales han sido ocupados por las llamadas empresas zombis. ¿Tienes idea de cómo son dichas empresas? ¿Qué las hace tan perjudiciales?


 


¿Qué son las empresas zombis y cómo actúan?


Los especialistas en el campo financiero llaman empresas zombis a aquellas que tienen un bajo nivel de rentabilidad y cuya única manera de sobrevivir es refinanciando su deuda cuantas veces sea necesario, incluso si esta operación resulta más perjudicial que la propia disolución de las mismas empresas.


O dicho de otra manera: al igual que los zombis, míticos personajes de la ficción que regresan a la vida tras haber estado muertos, estas compañías tienen una deuda que se come todos sus beneficios y que, por tanto, las hace insostenibles.


Sin embargo, lo paradójico es que no desaparecen. Todo lo contrario, se las arreglan para replantear su deuda con las entidades financieras de turno y siguen funcionando a base de ampliaciones de capital inciertas.


Los mercados europeos han visto crecer el número de empresas zombis en los años posteriores a la crisis. Según algunos estudios, actualmente este tipo de compañías ya representan el 10% del mercado, al menos en potencias económicas como Alemania, Francia, Italia y España, exactamente el doble que hace diez años.


 


La crisis, el contexto de las empresas zombis


La crisis económica que se inició en el año 2008 y de la cual apenas estamos saliendo, ha dejado numerosos efectos en la economía mundial. De hecho, hay especialistas que, pese a los  indicadores relativamente favorables de los últimos años, se niegan a hablar de una recuperación en términos absolutos.


Hasta la fecha ha quedado claro que la burbuja inmobiliaria en muchos países (entre ellos España), así como el mal manejo de ciertas instituciones financieras y la falta de regulación en varias áreas de los mercados, fueron algunas de sus causas principales.


Sin embargo, aún no se ha hecho un balance que nos ayude a saber con certeza cuáles fueron los efectos de dicha crisis en todos los ámbitos y qué fue exactamente lo que sucedió durante casi una década de recesión, ajustes y austeridad.


 


¿Por qué son tan peligrosas las empresas zombis?


Las empresas zombis están en un limbo continuo: no han muertas, pero tampoco se son productivas. Aunque su efecto no se ha hecho sentir en la economía, esta situación las hace potencialmente perjudiciales para la recuperación económica y el panorama financiero en general. Veamos por qué:



  • Tiran a la baja los precios de los sectores en los que operan como una de sus fórmulas para mantenerse a flote. Sin embargo, obligan a que empresas bien posicionadas deban hacer lo mismo para no perder su cuota de mercado.

  • Crean barreras de entrada para nuevos competidores, que lo piensan dos veces antes de entrar en un escenario comercial con competidores que están dispuestos a todo con tal de sobrevivir, aunque sea de mala manera.

  • Generan una larga lista de impagos cuando definitivamente no logran asumir sus compromisos de refinanciación. Y esto, claro, a quienes más afecta es a los terceros agentes que han aceptado las condiciones de renegociación.


 


Los países con mayores tasas de morosidad, por ejemplo Italia o España, han sido hasta la fecha los más afectados por las empresas zombis, que sin lugar a dudas son uno de los efectos más nocivos que dejó la crisis financiera de 2008.